Análisis LG G6

Hoy os traemos la review completa del LG G6 tras 3 semanas usándolo cómo móvil personal, el terminal que ha conseguido que LG levante cabeza tras varios años con unos ingresos bastantes bajos debidos a unos móviles que no terminaban de gustar. Ya te adelanto que el esta última renovación no te va a dejar un sabor de boca tan agridulce cómo sus antecesores y realmente, si quieres cambiar de smartphone esta es un opción tan válida cómo buena y te lo afirmamos en este análisis del LG G6.

Una palabra define su aspecto exterior, elegante

En cuanto a materiales nos encontramos con cristal tanto por delante por cómo por detrás (ligeramente curvado) y se combina con un marco de metal que he notado especialmente suave y agradable a la mano en mi unidad. He de decir que el cristal trasero se aprecia algo raro y suena a plástico, sobre todo la primera vez que lo toque ya que se agarraba demasiado a la mano. Con el paso de los días ya se elimina cualquier duda de su construcción y se agarra de manera normal, además, investigando un poco se puede confirmar que la lámina es completamente de cristal.

Análisis del LG G6

Sus dimensiones son de 71.9 mm X 148.9 mm X 7.9 mm y 163 gramos de peso y para nada se hace demasiado grande, ni pesado, ni ancho. Para mí, el tamaño perfecto si te gustan los móviles relativamente grandes ya que no abulta demasiado. Eso sí, al ser tan alargado a veces parece que se te va a caer pero nada más lejos de la realidad.

En la parte delantera vemos un frontal muy aprovechado con unos marcos muy pequeños de los cuales hablaremos después, las cámaras delantera, los diferentes sensores, el altavoz para las llamadas y el logo de LG en la parte inferior. Echarás en falta un LED de notificaciones si estás acostumbrado a el, ya que no lo tiene. En la parte trasera vemos las cámaras, el lector de huellas y otro logo, esta vez pone G6. Finalmente, en los laterales vemos el conector Tipo C junto al altavoz y el micrófono además del Jack 3.5 mm y el cancelador de ruido en la parte superior. Los botones también están aquí pero sólo los de subir y bajar volumen…¿entonces cómo se desbloquea?.

Bien, para despertar la pantalla deberemos pulsar el lector de huellas cómo un botón más. Al principio se hace bastante incómodo pero te acabas acostumbrando, además, siempre puedes usar en doble toque si está encima de un mesa por ejemplo. Debo decir que este lector funciona bastante mal si tienes las manos sudadas o mojadas, pero en general su funcionamiento es bastante bueno.

En conclusión, aunque es algo muy subjetivo, no se le puede reprochar nada y es difícil que a alguien no le guste ya que, al menos en mi unidad que es negra, es muy elegante y además de todo esto tiene un aliciente bastante importante y es que es resistente al agua y al polvo.

El mayor reclamo del LG G6 sobre el papel, pantalla de 5.7″ con un formato diferente a lo normal

Cuando vimos este terminal en filtraciones lo que más llamó la atención fue su pantalla sin lugar a dudas, y con razón, ya que nos encontramos ante un panel muy grande en un terminal compacto, un formato 18:9 y bordes curvos. A priori este debe ser uno de sus puntos más fuerte, pero hay algunos aspectos que debes conocer.

Si hablamos de especificaciones este panel tiene 5.7 pulgadas con tecnología IPS y resolución QHD que nos deja 565 píxeles por pulgada, todo ello complementado con Dolby Vision, tecnología que consigue mayor inmersión pero el vídeo deberá estar previamente modificado y a día de hoy solo Amazon y Netflix están dispuestos. Nada mal, teniendo en cuenta su ratio de aprovechamiento de la parte frontal iguala la barrera del 80 por ciento. Una cifra de la que pocos terminales pueden presumir y sin duda es su punto más fuerte ya que tener una pantalla tan grande en poco espacio es un lujo.

El formato cambia y pasa a ser de 18:9, a mi parecer cómo ventajas tiene que es más estrecho y en ciertas ocasiones, cómo en la multitarea, es útil pero en ciertas aplicaciones o juegos que no están adaptados se ven franjas negras bastante molestas. Puedes ajustarlas gracias a su software, pero se pierde cierta información de los bordes exteriores. Si por el contrario no quieres ajustar el formato o estas viendo un vídeo a veces pulsas la zona de la pantalla que está en negro sin querer, no es un drama ni mucho menos y acabarás por acostumbrarte pero un poco molesto si que es al principio.

Esto nos lleva a la experiencia de la pantalla cómo tal, y aquí me esperaba más. No es mala ni mucho menos pero a veces el táctil me hace cosas raras (en apps muy puntuales cómo YouTube) y los colores en algunos juegos se me hacen algo apagados, no te equivoques, en la pantalla de inicio y demás no he notado tanta diferencia. En conclusión la pantalla es grande, con buenos colores y bordes curvos la cual se disfruta pero está un poco desaprovechada y este LG G6 debería haber sobresalido más con una AMOLED por ejemplo. 

Servidos en cuanto a rendimiento pero no a la última

Llegamos al rendimiento y este es algo que se le reprocha bastante a este terminal pero…¿es realmente un punto negativo?. En cuanto a procesador y GPU nos encontramos con un Quad-Core Snapdragon 821 a 2.4 GHz acompañado de 4 GB de memoria RAM y la Adreno 530. Salta a la vista su procesador ya que pertenece al año pasado y he de decir que debería llegar con el 835, pero mirando la fecha a la que salió a la venta es un movimiento que se puede llegar a entender por la «exclusividad» de Samsung sobre este. Esta configuración está mas que testada y obviamente disponemos de potencia de sobra para cualquier cosa, además de asegurarnos cómo mínimo dos años de vida útil.

Cualquier tarea la mueve sin despeinarse y llega a los 153.671 puntos en la prueba realizada en AnTuTu. ¿Que nos sobra potencia?,, ¿que debería de ser más barato?, también. Si vamos al detalle he podido notar ciertos lags muy puntuales, debido en parte al software a mi parecer, los cuales se dejan ver especialmente cuando activo en ahorro de energía pero reitero que es algo muy mínimo. En ningún momento he notado calentamiento fuera de lo normal, por lo que nos indica que el trabajo de LG en su nuevo sistema de refrigeración es efectivo. Por último, incluyo aquí que posee 32 GB de almacenamiento interno, ampliables por SD eso sí. Cifra baja y que sumado al Soc SD 821 hace que el precio que estás pagando parezca elevado, al menos durante su lanzamiento inicial.

Ambas cámaras trabajan de forma sobresaliente y son capaces de captar lo que otras no

La firma siempre ha tenido fama de cuidar mucho su aspecto fotográfico y en los últimos años hemos visto cómo ha acogido el gran angular con los brazos abiertos. Este año no es menos, y contamos con dos cámaras diferentes que sobre el papel prometían y su funcionamiento lo confirma. Contamos con dos sensores que a pesar de tener ambos 13 megapíxeles son muy diferentes y no trabajan de forma conjunta, cómo en Huawei por ejemplo, sino que son dos sensores individuales y alternaremos sobre ellos.

También contamos con un focal 1.8 para el sensor principal y de 2.4 para el dedicado a realizar las fotos con gran angular, disponiendo de 125 grados en dicha cámara y 71 en la principal. Comenzaremos con su aplicación de cámara y personalmente me gusta, encuentras todo fácilmente, su modo manual será un lujo para quien le guste toquetear y además cuanta con varios modos bastante interesantes para jugar con las cámaras que puedes ver en la siguiente galería en detalle. Cómo única pega puedo decir que la tasa de frames y la opción de grabar a 4K está en las opciones del modo manual y es algo incómodo.

Comenzando por el primer sensor este es capaz de realizar imágenes de muy buena calidad con un resultado prácticamente excelente. Los colores que recoge son muy vivos y sólo he notado problemas con las zonas muy iluminadas que salen en segundo plano o a veces de lleno, no las controla bien y se ve una mancha blanquecina. De noche en cambio si que saca pecho y consigue recoger muy buenas capturas, eso sí, con los objetos en movimiento no se lleva muy bien en estas situaciones.

El nivel de detalle cuando te acercas es muy bueno, de lo mejor a día de hoy, y además consigue un desenfoque del fondo muy bueno el cual  no se apoya de la otra cámara para ello. Finalmente, decir que en cuanto al Zoom he quedado bastante sorprendido debido a su estabilizador y no pierde demasiada calidad. Para terminar, decir que el angular de 71 grados se me antoja algo escaso y es menor que el de un S7 por ejemplo, pero para ello tenemos la otra cámara la cual me dispongo a analizar.

En su antecesor se observaba un pequeño salto de calidad y la transición de una a otra no era de lo más cómodo. Ambos problemas han sido paliados obteniendo una transición mucho más lograda entre un sensor y otro y una calidad que, si no es tan buena cómo su hermana, es más que aceptable en general. No se puede hacer casi nada de Zoom ya que cambia de cámara, si quieres saber más hablo de ello en el párrafo del vídeo aquí debajo.

El enfoque en cuanto al objeto es casi nulo pero los blancos los maneja muy bien de forma automática, algo de lo que peca su hermana. Se nota un escalón menos de calidad pero lo compensa con lo juguetona que es, matizo, me ha gustado especialmente cuando se quiere recoger paisajes ya que con buena luz consigue un efecto muy conseguido, además del mínimo ojo de pez que queda bien en ciertas ocasiones. De noche he quedado sorprendido ya que con este focal (2.4) tenía las expectativas bastante bajas, pero el resultado es notablemente bueno aunque tampoco maneja bien los objetos en movimiento.

He decidido agrupar el vídeo en un sólo párrafo ya que este modo combina las dos cámaras. Es decir, si comenzamos grabando con la secundaria y hacemos Zoom cambia a la principal de una forma instantánea pero notando el respectivo salto de calidad. El estabilizador de ambas, sin ser una maravilla, no hace un mal trabajo y se nota cuando entra en acción.

Finalizamos con su tercera cámara, la delantera, y aquí no entiendo bien por que LG ha decidido implementar 5 escasos megapíxeles que sin duda se quedan cortos. Nos «hace el apaño» para redes sociales y demás pero la firma debe mejorar este apartado de cara a años siguientes. En cualquier caso, te dejo aquí el enlace a una galería de Flickr donde podrás ver todas las imágenes con detalle.

Mi opinión general sobre este apartado es bastante satisfactoria ya que contamos con un sensor principal capaz de hacer fotografías muy buenas y uno complementario con un efecto espectacular, todo ello acompañado de un buen estabilizador óptico hace que la experiencia sea ejemplar y encubra en cierta manera la pobre cámara delantera.

LG UX me ha gustado más de lo que esperaba

Si el diseño se puede resumir en elegante el software es simplemente «amigable». Es bastante intrusivo y poco es lo que vemos de Android Stock, pero no me ha molestado para nada, puede que sea porque de móvil personal uso un Meizu pero cierto es que me he acostumbrado muy bien a esta capa que obviamente, corre sobre Android Nougat 7.0. Cabe decir que no tiene box de aplicaciones y he notado pequeños cuelgues, especialmente con Whatsapp, pero quedó solucionado en su momento sin tocar nada.

Viene con Google Assistant de fábrica, las aplicaciones que usa son bastante útiles y puedes elegir entre diferentes temas, aunque yo he usado el normal. La combinación de botones se puede cambiar, se puede usar el doble toque, tiene filtro de luz azul, un Ahorro de Batería… Te adelanto que no echarás nada en falta, tampoco la Radio FM ya que viene incorporada. En esta galería te dejo las capturas correspondientes para que te puedas hacer una idea de su capa de personalización.

Entrando más en detalle, destaco el Always On Display y lo bien que funciona, de un vistazo puedes ver las notificaciones y la hora actual aunque afecta a la batería demasiado, afirmación que te explico en el apartado de la batería. También me ha gustado LG Health ya que me he encontrado con una medición precisa y completa y puedes trackear tus rutas corriendo, en bici… sin usar software externo. Este software debe estar adaptado para la pantalla con el formato 18:9 y sí, es así, pero…¿Ha hecho LG un buen trabajo a pesar de las pocas aplicaciones (juegos en su mayoría) adaptadas a este formato?

Podremos elegir entre tres modos mediante un botón que sale en la esquina inferior derecha, y debo decir que si queremos que se aproveche la pantalla al máximo se perderá cierta información. Aún así, desde mi punto de vista esta bien ejecutado y sólo sucede en en juegos, las apps tradicionales se adaptan sin ningún problema por lo que la firma ha adaptado correctamente el dicho software al hardware sin mayores problemas. También a veces me ha molestado que los botones táctiles en pantalla no se «esconden» por ejemplo cuando estoy viendo un documento y no he encontrado la manera de arreglarlo de forma nativa.

Los ajustes, cómo has podido ver en la galería anterior, están divididos de una manera un poco extraña pero al final te acabas acostumbrando y poco más se puede decir de las funcionalidades que realmente he usado en mi día a día. En general me parece una capa que mejora la experiencia de usuario en algunos aspectos, y que a pesar de ciertos cuelgues, se nota que LG le ha puesto empeño.

3.300 mAh de batería que sin duda se quedarán cortos para el usuario exigente

Cuando cogí este terminal me llevé una grata sorpresa, me hizo cerca de 5 horas de pantalla reales el primer día y aún quedaba un 20% restante. Me esperaba bastante menos por las críticas que había leído pero aquel día me dejo un buen sabor de boca. Todo cambió en los próximos días, puede que por tener mas aplicaciones corriendo en segundo plano o vete tu a saber.

«Por alguna razón los consumos disminuyeron abismalmente en mi unidad y no en otras»

Antes de nada debes de saber que soy una persona que deja mucho el terminal en Standby y no suelo jugar demasiado, por lo que si usas mucho el móvil puede que obtengas más horas que yo. Enlazando con esto, la buena experiencia del Always On Display la contrasto con el alto de nivel de batería que consume, debido a que el panel no es AMOLED en gran parte. Estamos hablando de un 20 por ciento aproximadamente de batería y el consumo con el móvil apagado pasa de no gastar casi nada a bajar un cierto porcentaje de manera constante.

Posteriormente el consumo paso de ser bueno a ser mejorable/malo, concretamente haciéndome medias de 3 o 3 horas y media de pantalla. Vale que tiene una pantalla 2K y de 5.7″ pero no debería ser así, y añado que con el modo de ahorro de batería el rendimiento ha sido prácticamente el mismo que sin tenerlo activado.

¿Cómo la carga rápida Quick Charge 3.1?, bueno, podemos obtener un 0 a 100 en una hora y media y a pesar de ello me ha dejado un poco frío si lo comparo con el Axon 7 que analicé en su día. Olvídate lo de las enchufadas rápidas de 15 minutos ya que ni carga demasiado y sumado al alto consumo el listón sigue estando bajo desde mi punto de vista.

Dejando de lado esto, yo siempre he llegado al final del día sin ningún problema incluso quedándome con cierta batería restante por lo que te adelanto que no vas a tener mucho problemas si sales con la máxima carga. Cómo parte positiva me quedo con que el consumo sin usar el terminal es prácticamente nulo y si eres alguien que no le achucha mucho quedarás satisfecho pero este LG G6 se queda atrás.

Lo esperable del sonido y la conectividad

El sonido de su altavoz situado en la parte inferior es alto y claro, nada tengo que comentar al respecto y cabe destacar que el que el terminal sea resistente al agua y al polvo nos asegura que no se rompa con facilidad.

Ninguna sorpresa en cuanto a conectividad, tiene todo lo que le puedas pedir a un tope de gama. El WiFi, el Bluetooth, el GPS y el NFC funcionan perfectamente y sólo me queda decir que no dispone de ranura para Doble Sim y la versión con carga inalámbrica no llega a Europa oficialmente.

Precio y conclusión de este análisis del LG G6

Para finalizar este análisis del LG G6 creo que lo mejor es hacer un repaso de general y extraer los puntos a favor y en contra.

A favor

  • Cámara: Simplemente impresionante y la incorporación del gran angular da mucho juego sin importar tanto el detalle que consigue.
  • Pantalla: Meter una pantalla tan grande en un chasis tan pequeño merece su reputación, aunque si le meten un panel AMOLED lo hubieran bordado.
  • Diseño: Simplemente es dificil encontrar alguien a quien no le guste su elegante diseño.
  • LG UX: No se si preferiría Android Stock frente a la capa de LG, que no me ha parecido fea ni inútil en ningún momento.

En contra

  • Batería: Sólo alcancé las 5 horas el primer día que lo tuve y luego cayó estrepitosamente. El alto consumo del AoD y la carga rápida algo floja tampoco ayuda.
  • ¿Rendimiento?: Será del año pasado, pero te adelanto que las diferencias que vas a notar son pocas y teniendo en cuenta su precio, el cual voy a comentar ahora, no te parecerá tan malo.

Terminamos con el precio, y aquí te vas a sorprender. En su inició llegó a costar 749 euros pero LG tiene fama de que sus precios siempre bajan en pocos meses, y este caso no ha sido menos. Con un poco de suerte puedes encontrarlo por 550 escasos euros, cómo es el caso de un compañero de esta web que lo ha comprado totalmente nuevo y con garantía de dos años por dicho precio.

¿Que te parece este análisis del LG G6? ¿Lo comprarías? Déjanos tu comentario aquí abajo.

Si tienes Telegram y no te quieres perderte ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek.es 😉

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
0 Comment authors
Lo último de Sony podría no tener bordes – El Camionero Geek Recent comment authors
  Suscribete a las respuestas  
recientes antiguas más votadas
Notificar...
trackback

[…] asiática Weibo y asegura que la nueva pantalla de Japan Display tiene formato 18:9 (como la de el LG G6) y es de 6 pulgadas por lo cual estaríamos ante […]