El análisis que muchos esperaban ver. Mucha expectación ha generado el terminal que nos disponemos a analizar para vosotros. Se trata ni más ni menos que del primer Xiaomi con Android One. El Xiaomi A1 deja la capa MIUI para traernos una experiencia muy distinta a la que nos tiene acostumbrados bajo una ficha técnica muy destacable. ¿Conseguirá convertirse en un nuevo referente dentro de la marca china?

Nota: El análisis tendrá una visión objetiva del dispositivo. Se proporcionará datos sobre su uso y características de manera imparcial. Para conocer una opinión personal podréis verlo en un futuro artículo, donde se hablará sobre la inclusión de Android puro en un Xiaomi, además de sus ventajas e inconvenientes para un usuario que venga de MIUI y mucho más. Esperamos que disfrutes de este análisis y las opiniones personales.

Análisis del Xiaomi A1

Índice de contenido

  • ¿Qué podemos encontrar en la caja?
  • El Xiaomi A1 a través de nuestros ojos
  • Multimedia que no defrauda
  • Software muy distinto a MIUI
  • Rendimiento perfecto para todos los públicos
  • La autonomía
  • Alta conectividad y posibilidades
  • Conclusión

¿Qué podemos encontrar en la caja?

El contenido que encontramos en la caja del Xiaomi A1 son:

  • El teminal Xiaomi A1
  • Cargador y Cable USB tipo C
  • Manuales de uso
  • Herramienta para extraer bandeja de microSIM

El Xiaomi A1 a través de nuestros ojos

La unidad que hemos analizado es de color negro con acabado mate en la parte trasera, y brillante en la delantera. El resto de colores en los que se podrían adquirir son: dorado y rosa.

Disposición de conexiones, botones y sensores:

  • Parte frontal: 
    – LED de notificaciones (color blanco)
    – Cámara para selfies
    – Altavoz para llamadas
    – Botones táctiles
  • Parte trasera:
    – Doble cámara
    – Antenas arriba y abajo (en el modelo negro son casi imperceptibles)
    – Logotipos correspondientes
  • Lateral derecho:
    – Botones de volumen
    – Botón de bloqueo/encendido
  • Lateral izquierdo:
    – Ranura para microSIM y/o microSD
    (una microSIM + una microSD / dos microSIM)
  • Borde inferior:
    – Jack 3,5mm
    – Micrófono principal
    – USB tipo C
    – Altavoz principal
  • Borde superior:
    – Micrófono para cancelación de ruido
    – Sensor infrarrojos (muy de moda en los últimos terminales Xiaomi)

Los materiales de construcción usados para el Xiaomi A1 son el metal –parte trasera– y el cristal –parte frontal– y consiguen un cuerpo unibody robusto y bien construido. Puntos a destacar: El tamaño del teléfono no es pequeño, pero su grosor de unos 7 milímetros escasos y cristal 2.5D hacen de él un móvil de 5.5 pulgadas realmente ergonómico. Para los amantes de la limpieza, debéis saber que se ensucia muy fácilmente, ya sea en la parte de metal trasera o en la frontal. Limpiarlo no es tarea tan sencilla como ensuciarlo lamentablemente en la parte trasera.

Resumidamente, podemos decir que no han innovado demasiado en el diseño –sobretodo sabiendo que el Mi 5X es exactamente igual– pero consigue tener un estilo muy premium y ergonómico para ser un terminal de 5.5 pulgadas. Los marcos superior e inferior son más grandes de lo que nos gustaría, aunque también es cierto que prácticamente no tiene marcos interiores. Tiene un peso de 165gr y unas medidas de 75.8 x 155.4 x 7.3 mm. La superficie de pantalla respecto al total del frontal es del 70%.

Apartado multimedia que no defrauda

Dividiremos el apartado en tres secciones: pantalla, sonido y cámara.

Pantalla

Nos encontramos con un panel IPS de 5,5 pulgadas con una resolución FullHD. No es el panel con los colores más vivos, ni con más brillo del mercado IPS. Podemos decir que necesita más brillo cuando tenemos el sol sobre nosotros, ya que realmente no conseguimos distinguir bien los gráficos del móvil pero si estamos con luz incidiendo de forma más indirecta no tendremos problemas. Respecto a los colores, como hemos mencionado, están bien, pero no son tan vivos como los del Xiaomi Mi5 –terminal de gama alta-.

xiaomi a1
Buena pantalla para consumidores de multimedia y juegos

Dejando de un lado colores y brillo, el tamaño del panel dependerá de los gustos del usuario. No podemos decir que se maneje bien a una mano, como sí sucede con paneles de 5.15 o 5.20 pulgadas encontrados en otros Xiaomi o Samsung. Pero para consumir multimedia, realmente vale la pena el tamaño. La reproducción de vídeos y juegos se disfruta más que en móviles más pequeños. Por último decir que el brillo automático se comporta bien.

Sonido

Tenemos un gran sonido, muy alto a decir verdad si lo comparamos con otros móviles de gama media. Incluso en nivel de volumen podremos compararlo con la gama alta. Sí podemos observar que los graves son algo tímidos pero no inexistentes. Si conectamos unos auriculares no tendremos ningún problema, aunque aquí dependerá en mayor medida del auricular que uséis. Con unos Xiaomi Hybrid el sonido es excelente, aunque se echa en falta la gestión de sonido de MIUI para auriculares Xiaomi –como ya comentaremos, Android One pierde algunas funciones y/o atajos respecto a MIUI-.

Cámara

De la cámara podemos decir cosas muy positivas, y alguna otra negativa. Por el rango de precio que tiene el Xiaomi A1, no es posible encontrar cámara más completa. Tenemos la aplicación de Xiaomi para la cámara de manera preinstalada, y conseguimos muchas opciones para nuestras tomas fotográficas.

Con buenas condiciones de luz la cámara no tiene nada que envidiar a otras cámaras de gama alta. En alguna ocasión puede quemar algunas zonas en las fotografías y cuando le privamos de luz pierde nitidez dando lugar a ruido en la imagen. Su modo retrato es magnifico en buenas condiciones de luz, y podríamos decir lo mismo de las tomas normales, usando o no el HDR.

Como hemos dicho, en las fotografías nocturnas perderemos nitidez, pero no más que con otros gama media-alta. Si comparamos con la gama alta, no estaremos muy lejos respecto a resultados, aunque si que se note en dichas tomas nocturnas o con poca luz. Si vamos a usar el flash, obtendremos unos resultados muy buenos. Tiene buen alcance y es realmente potente.

Como resumen, diremos que las opciones son muchas y los resultados muy satisfactorios, especialmente con buenas condiciones de luz. Con condiciones desfavorables podremos perder calidad, pero esto sucede igual que con el resto de terminales e incluso con móviles mucho más caros. El flash podría arreglar este problema en ocasiones, ya que su potencia es muy buena. El modo retrato es un gran añadido en este Xiaomi A1. La rapidez de las tomas es correcta. Para ver más fotos entra aquí.

Software muy distinto a MIUI

El punto más destacado del Xiaomi A1 es sin duda su software. Con Android One –Nougat 7.1.2 de fábrica-, el Xiaomi A1 se convierte en el primer móvil de la marca china más popular en desprenderse de MIUI. ¿Esto es malo o bueno? Eso dependerá del usuario final.  Bien es cierto que la estabilidad del sistema es sorprendente, así como su frecuencia de actualización por OTA –en la primera semana ya se había actualizado y Oreo no tardará en llegary eso da lugar a una experiencia muy limpia y agradable.

Cuando encendemos el terminal con un sencillo “gestor de configuracion de inicio” podremos trasladar todos los datos de nuestro anterior telefono: aplicaciones, cuentas, configuraciones, etc.

¿Tenemos basura preinstalada? No. Las únicas aplicaciones que encontraremos de manera nativa en el Xiaomi A1 serán las típicas apps de Google, algunas de Xiaomi –como su cámara– y curiosamente Nova Launcher.

¿Tiene puntos negativos? Sí. Pese a que pueda parecer raro para muchos, Android One no es tan bonito como podría parecer. Se echan en falta atajos y características de MIUI que agilizan el uso del móvil y lo hacen más “atractivo”. Por poner un ejemplo –el más obvio-, MIUI gestiona mucho mejor la batería. También proporciona un panel de control mucho mas intuitivo respecto a Android One. Imaginaros tener que bajar dos veces la barra de control en un terminal de 5,5 pulgadas para ver la batería restante –su porcentaje-. Son detalles que te hacen pensar: ¿se solucionará con Android Oreo?.

Dejando de un lado esos detalles, sin duda tiene otra ventajas/atajos que se agradecen, como la doble aplicación en pantalla –muchas aplicaciones soportadas-, bajar la barra de notificaciones con el sensor de huellas dactilares, etc.

Rendimiento perfecto para todos los públicos

Es hora de hablar del rendimiento general del terminal. Con sus 4GB de RAM y el Snapdragon 625 no tendremos problemas para ejecutar ninguna aplicación. Los juegos más exigentes podrían –en rara ocasión– verse con algún frame menos si lo comparamos con un Snapdragon de gama superior. Lo cierto es que salvo ese detalle, el rendimiento es espectacular. Ningún usuario necesita más para sus tareas del día a día. De hecho, nos ofrece más de lo que podríamos aprovechar si no solemos jugar de manera hardcore.

¿Tenemos calentamiento en la parte trasera al jugar? Para nada. Si que puede presentarse algo más caliente cuando se ejecutan juegos exigentes como en Asphalt 8 y similares, pero dicho calentamiento es mínimo y no afecta a la experiencia, como sí sucede con el Xiaomi Mi5 –en gran parte a causa del cuerpo construido en cristal y su Snapdragon 821-.

La autonomía

La batería de 3080 mAh se comporta bien. Podremos llegar al día de uso perfectamente con un uso normalnavegación web, redes sociales, llamadas, 4G y WiFi, etcpero en cuanto sobrepasamos un poco los límites y nos llevamos horas consumiendo multimedia o jugando, tendremos serios problemas. Para paliar el alto drenaje de batería hemos hecho uso de Greenify, y sin duda hemos comprobado que cerrar de manera forzada las aplicaciones en segundo plano ayudó a alargar la vida útil de un ciclo de batería, incluso con varias sesiones de juegos. Días en los que solo usemos las funciones comunes de un teléfono, junto con navegación web, redes sociales y reproducción multimedia por YouTube y otras apps, podremos llegar a las 5 horas con Greenify y gestionando bien la batería.

Tiempos de pantalla con usos intensivos, medios, y optimizando el ahorro de energía desde al menos un 90% hasta un 10%:

  • Uso intensivo: 2 horas y media de pantalla como máximo.
  • Uso medio: 3 horas y media.
  • Uso con Greenify: entre 4 y 6 horas –dependiendo de las sesiones de juego que hagamos y del uso multimedia

Como punto final a este apartado comentar que la batería podremos cargarla de manera rápida gracias al QuickCharge, aunque se nota algo más lento que el Xiaomi Mi5. Necesitaremos una hora y media para llenar la batería desde un 15-20%.

Alta conectividad y posibilidades

En este último apartado os hablaremos de un aspecto muy positivo del Xiaomi A1. Igual que sucede con los más recientes Xiaomi, el A1 viene bien equipado en este apartado. Tenemos NFC, Bluetooth, WiFi, GPS, USB tipo C y un puerto infrarrojo. Todos los sensores anteriores funcionan de manera muy correcta: destacamos del GPS su rapidez y precisión, y de igual manera la gran utilidad que puede tener el sensor infrarrojos. Destacamos negativamente la ausencia de radio FM.

Conclusión

Respecto a precios, podremos encontrarlo en el mercado español a unos 210€ aproximadamente con su garantía de dos años, y a unos 180-190€ en mercado asiático si lo importamos. Tenemos, por tanto, una de las mejores opciones calidad-precio actualmente. Si estás interesado en comprarlo te recomendamos echarle un vistazo en TomTop.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek

Reseña Panorama
Aspecto Físico
70 %
Cámara
80 %
Pantalla
80 %
Sonido
80 %
Rendimiento
95 %
Software
80 %
Autonomía
70 %
Conectividad
80 %
Artículo anteriorSe filtra el diseño del Xiaomi Redmi Note 5A Plus
Artículo siguienteNo existe el Ultra Pixel: Fue un engaño
Administrador de Sistemas Informáticos titulado y Editor/Redactor de ElCamioneroGeek.es con ganas de hacer llegar al público la ultima información tecnológica de manera eficaz y rápida.
avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...