Android Q

Android es el sistema operativo móvil -y no solo móvil- más usado, y cada año se actualiza con novedades. La versión que veremos a finales de este 2019 será Android Q, y en XDA han podido probar sus novedades antes que nadie instalando una build filtrada.

Google nos tiene acostumbrados a liberar una actualización mayor de Android durante la segunda mitad de cada año. Es habitual que se empiecen a conocer sus novedades alrededor de mayo, en el contexto del evento Google I/O. Los últimos años incluso se publicaban previews oficiales de las versiones de Android para los desarrolladores.

Pero este año la gente de XDA ha conseguido instalar en un Pixel 3 una build muy temprana de Android Q, y trae muchas novedades interesantes. Gran parte de ellas están centradas en la privacidad, pero también encontramos un nuevo tema oscuro y otras cosas. Te lo contamos todo a continuación.

Tema oscuro

El mayor cambio estético viene con el modo oscuro, por fin llegará de forma nativa a Android. Se trata de una opción en los ajustes que cambiará la apariencia de la interfaz del sistema. Pero no solo eso, sino que podrá afectar a aplicaciones de terceros si los desarrolladores quieren utilizar esa característica. Además, parece ser que los iconos de las aplicaciones podrán tener también una versión oscura. Esta aparecería cuando el sistema estuviese en este modo. Esto complementaría al sistema de iconos adaptativos que llegó con Android Oreo en 2017.

Este modo oscuro se podrá encender y apagar manualmente, pero también habrá una opción para que lo haga automáticamente. De esta forma, el propio sistema cambiaría el tema según la hora del día. Hay que tener en cuenta que este modo oscuro utiliza fondos grises que, aunque son muy oscuros, no son negros. Lo que sí es completamente negro es el fondo de los ajustes rápidos y las notificaciones. Hasta ahora ningún fabricante se había atrevido a tocar el color de las notificaciones.

Privacidad y gestión de permisos

La mayoría de los cambios prácticos de Android Q giran alrededor de la mejora de la privacidad. Se ponen muchas facilidades para que los usuarios controlen el uso que las aplicaciones hacen de sus datos.

Lo más interesante es la posibilidad de permitir que una aplicación acceda a un permiso solo cuando está abierta en primer plano. Esto daría tranquilidad porque aumentaría la seguridad de los usuarios ante posibles aplicaciones maliciosas.

Otra novedad enfocada a la gestión de permisos en Android Q es que cuando una aplicación esté usando un permiso como la ubicación, el micrófono o la cámara, aparecerá un icono en la barra de estado. Entonces, al desplegar el panel de ajustes rápidos, veremos qué aplicación está usando ese permiso, aunque lo haga en segundo plano.

Por último, habrá pequeños cambios estéticos en el diálogo de conceder permisos, que se hará más grande. También se renuevan las estadísticas de uso de permisos con unas gráficas muy visuales.

Modo escritorio

El modo escritorio es posiblemente la característica más esperada. Aunque todavía no la hemos podido ver funcionando, todo apunta a que estará en la versión final de Android Q. Se trata de que conectando el móvil a una pantalla externa se pueda conseguir una experiencia de escritorio. Esto incluiría aplicaciones escalables en ventanas, cursor y otras características.

Ya hemos visto a fabricantes como Samsung o Huawei hacer cosas similares. Pero para que funcione de verdad, es necesario que Google lo incluya en Android de forma nativa. De salir bien, sería una alternativa a Windows para los usuarios más básicos. Habrá que ver qué enfoque tiene esa nueva característica en el futuro. Según lo bien que funcione, podría pisar a Chrome OS.

Unido a esto, en las opciones de desarrollador se puede activar el reescalado de aplicaciones en modo ventana para poder moverlas por la pantala libremente. Todo parece indicar que esto funcionaría directamente en el móvil, fuera del futurible modo escritorio. Pero todavía es demasiado pronto para poder estar seguros.

Notificaciones

Hay un cambio menor relacionado con las notificaciones que molestará a algunos usuarios. Y es que solo se podrán descartar al deslizarlas hacia la derecha en el panel de notificaciones, y no hacia ambos lados como siempre. Esto ya ocurre ahora con las capas de personalización de algunos fabricantes, pero a partir de Android Q pasará también en la versión stock.

Adios definitivo a Android Beam

Android Beam era una de las características más desconocidas e infravaloradas de Android. Era una manera de compartir rápidamente información como enlaces, archivos o contactos entre dos dispositivos que se tocaban. Utilizaba las conexiones NFC, Bluetooth y WiFi Direct y el resultado era casi mágico. Llevaba presente en el sistema operativo desde 2011, cuando Google lo intrudujo en Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Ahora ha llegado la hora de que deje de estar disponible. Google ya anunció hace aproximadamente un mes que abandonaba el desarrollo de Android Beam, y ahora se confirma su desaparición definitiva al no estar en Android Q.

No sabemos si están trabajando en alguna tecnología alternativa o si van a integrar mejor en Android el sistema de compartir archivos de la aplicación Google Files. Habrá que esperar a futuras previews o a la versión definitiva para verlo.

Otros cambios

Otro cambio está en el modo always on display, donde el porcentaje de batería y las notificaciones cambian de sitio. Hasta ahora estaban bajo la hora en el centro de la pantalla, pero con esta nueva versión pasan a situarse en el mismo lugar donde aparecen el resto del tiempo: la barra de estado. También cambian algunos iconos del sistema, pero nada significativo.

Habrá también dos nuevos ajustes de accesibilidad interesantes, que nos permitirán aumentar el tiempo que permanecen en pantalla los avisos de texto que aparecen de forma efímera. Esto sería especialmente útil para personas mayores o con dificultades para leer con fluidez.

Cambios esperados

Algo que muchos usuarios esperan es la mejora del sistema de navegación por gestos, puesto que el de Android Pie está por detrás de casi todas las alternativas de otros fabricantes. Por ahora los gestos no solo no cambian en Android Q, sino que aparentemente no se podrá usar el antiguo sistema de botones. Como esta versión que conocemos por ahora está muy lejos de ser la definitiva, es todavía muy probable que en la versión final sí se mejore el sistema de navegación por gestos.

Aún quedan muchos meses para que Android Q salga al mercado, y seguro que están por venir muchas más novedades y mejoras.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram Club Tech

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...