Seguridad

Las aplicaciones Android es un tema del cual hemos hablado en muchas ocasiones, sobre todo cuando se trata de la seguridad de las mismas. Mensualmente encontramos novedades en este aspecto, donde el usuario siempre corre riesgos; en cuanto a sus datos como la ubicación, información relevante del usuario como fotografía, vídeos, en fin un montón de situaciones del cual hemos sido testigos.

Hoy se ha revelado una noticia para nada alentadora en cuanto a las aplicaciones Android se refiere. Resulta que un total de 17 aplicaciones han sido detectadas con un grave problema, y lo peor de todo es que juntas llegan a 550 millones de descargas; algo muy grave que no es la primera vez que ocurre, debido a que hemos podido enfrentarnos a otras situaciones como el hackeo de WhatsApp, forzado mediante apps como truehacked whatsapp en cualquier smartphone.

Estas son las aplicaciones Android maliciosas

La compañía Bitdefender han sido los que han reportado esta lamentable situación, pero ojo que no ha sido para nada fácil demostrar la anomalía. Los desarrolladores crearon una estrategia para que todo el plan saliera como se debe para así burlar la seguridad, para ser indetectables.

Apps que se ocultaban en el sistema

Como bien sabemos existen muchas apps que a pesar de que se hayan finalizado su ejecución, estos siguen estando en segundo plano gastando recursos y autonomía del móvil; esta situación no es nueva para ninguno de nosotros. Lo grave aquí es que dichas apps luego de haberse descargado desaparecían automáticamente, es decir que su icono desaparecía ¿Por qué sucedía esto? sencillamente para hacer difícil su desinstalación, curioso ¿no?

Como si fuera poco lo dicho anteriormente, también lanzaban una especie de publicidad de forma escalonada (No intrusiva); estos aparecían luego de cuatro horas aproximadamente de haberse instalado en el Smartphone.

Lo genial por decirlo de alguna manera, era que estas apps se dividían en dos componentes o factores, con el fin de reforzar su estrategia. El primer factor era el de ocultarse para ser indetectable; mientras eso sucedía éstos enviaban publicidad en nuestro terminal, y el segundo era que dicha app se ejecutaba y cumplía con los deberes de la aplicación; en definitiva, funcionaba de forma óptima, para que la persona no tuviera quejas del mismo.

Por supuesto todavía no tenemos los reportes de los daños, tampoco sabemos si hubo hurto de datos de forma masiva; ni tampoco desde cuando esto estaba en acción. Lo importante es que ya Google está tomando cartas en el asunto, y están empezando a eliminar las apps maliciosas.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...