Cargador en movimiento.

Recientemente se publicó en Kickstarter un invento que puede definir el rumbo de una nueva gama de cargadores. Estamos hablando de un cargador que actúa con el movimiento de la mano. Este dispositivo, curiosamente, ha sido inventado por un joven irlandés de tan solo 19 años.

Seguro que a todos nos ocurre que nos falla la batería en el momento que más la necesitamos. Y no siempre tenemos acceso a un cargador convencional. Por ello, los responsables de Be.Energy, la empresa encargada, han diseñado un cargador de forma circular que se llena con un ligero movimiento de la mano. El proceso es muy simple, se conecta la esfera al cable que da al teléfono, se gira una pestaña y ya está listo para moverse. Como podemos cambiar el cable para cargar, también somos capaces de revivir otro tipo de dispositivos que no son móviles. Entre los más habituales están tablets, wereables, ebooks, altavoces, cámaras de vídeo…

Aunque parezca una tecnología que está en pañales, podemos acceder ya a numerosas ventajas. Es un instrumento bastante compacto que cabe en cualquier sitio. Te puede sacar de más de un apuro, y además te ahorra dinero en la factura y favorece el cuidado del medio ambiente. Por último, solo hay que hacer un pequeño movimiento y se consigue un gran resultado, muy próximo al conseguido por un enchufe de pared, con tan solo hacer un pequeño gesto.

 

Para tener un cargador más a nuestro gusto, podemos elegir (según el importe que se aporta a la financiación) entre distintos colores o decidir completamente el diseño. El dispositivo cuenta también con una aplicación en que podemos interaccionar con la comunidad y seguir el rendimiento de la carga.

Si la idea te convence estás de enhorabuena, ya que puedes participar en el proyecto y acceder a uno de estos prometedores cargadores. En su página de Kickstarter ofrecen diferentes modalidades de pago, que van desde 1€ hasta 599€ o más. Según lo que pagues puedes acceder a ciertas ventajas o a un determinado número de instrumentos. Si lo único que te preocupa es que el proyecto siga adelante, puedes estar contento, porque ya han alcanzado la meta de los 50000€ que pedían. Eso sí, hay que tener en cuenta que el producto no llega hasta mayo y de momento los responsables son solo tres personas. Y este tipo de campaña siempre supone un riesgo.

Yo voy a participar, y tú, ¿te animas? Aquí te dejamos la página en Kickstarter por si te interesa.