En el artículo que escribimos sobre los Clam ANC, comentábamos que a nivel estético y de comodidad, estos cascos son una auténtica maravilla. Ahora vamos a dar un paso más y vamos a analizar un poquito la calidad de sonido y su sistema de cancelación.

El Audio de los Clam ANC

Simplemente sorprendente, de primeras y sin probarlo, podemos decir que nos esperamos una calidad de sonido buena ¿por qué? Los Clam ANC usan la tecnología avanzada «HD de Qualcomm aptX», que junto con sus dos altavoces de 40mm, hacen que nos esperemos un sonido muy bueno.

Estamos diciendo, que con un precio de gama media-alta, estos Clam ANC entran directamente por todo lo alto, intentando competir contra, por ejemplo:

  • Pioneer SE-MS9BN: Cascos considerados como entrada en la gama alta, los cuales cuestan de media un 25% mas.
  • Sony WH-1000XM3: Cascos con una calidad de sonido muy buena, pero con un precio terriblemente superior (¡doble que estos Clam ANC!)
  • Beyerdynamic Amiron Wireless Headphones: Cascos profesionales, con una calidad de sonido y de fabricación unica… a un precio 433,3% SUPERIOR.

Aun así, vamos a analizar un poco más en profundidad la calidad de estos bonitos Clam ANC, para ello hemos realizado unas pruebas generalistas, con las siguientes canciones:

  1. Ahnma feat Gzuz & Gentleman – Beginner: Tiene unos bajos potentes y muy limpios.
  2. The Weeknd – The Hills: Bajos mucho mas potentes, pero notablemente más «sucios».
  3. Ariel Brínguez – Cuba Linda: Canción tocada unicamente con un saxo, medios y agudos increibles.
  4. Anna Netrebko – Manon Lescaut / Act 2 : «In quelle trine morbide»: Cantante soprano, agudos espectaculares acompañados de ligero intrumental.

Estas cuatro canciones las hemos probado en tres ambientes diferentes a volumen medio y máximo:

  • Ambiente sin ruido externo (habitación cerrada sin ninguna fuente de sonido a nuestro alrededor).
  • En la calle, con el ruido «tipico» de ciudad.
  • En el metro.

Begginer, ambiente sin ruido externo:

Al escucharla en un ambiente silencioso con un volumen medio con ANC desactivado, la calidad de sonido es muy buena. Agudos, medios y graves muy equilibrados, pese a que la canción es «muy pesada» con los graves, no se acopla ni afecta al resto de sonidos.

Probamos subiendo el volumen hasta el tope, hay que decir, que estos Clam ANC tienen un volumen tremendamente alto, que incluso puede llegar a molestar, esto es un punto muy positivo para ambientes con mucho ruido, pero también tenemos que tener cuidado, por nuestra propia salud. No es recomendable usar ningún sistema de sonido a su máximo volumen.

Nos esperábamos una notable distorsión en los bajos, pero… ¡INCREIBLE!, no distorsiona nada. nos hemos quedado más que sorprendidos con este resultado, pese a que se le nota que empieza a tomar un sonido con formato «V», lo hace sin ningún tipo de distorsión o «ruido».

Perfil CLAM ANC

Hemos repetido con esta misma canción, pero esta vez con ANC activado.

Recordemos que el ANC es lo que denominamos con «Sistema de cancelación activa».

Antes de darle al play, notamos un «sonido» al activar el sistema ANC, de repente nos sentimos completamente aislados. Le damos caña a la música y… ¿Se escucha más bajo?

Pues curiosamente, la calidad de sonido se mantiene, pero si notamos los sonidos más «opacos» no son tan dinámicos, parece como si los estuvieran pasando por algún tipo de filtro para limpiarlo

Así es, tomando los mismos volúmenes que antes, las canciones las escuchamos más bajas. Y la calidad, cambia.

Al escucharlos a un volumen alto notamos exactamente lo mismo, el volumen no es tan alto como antes y seguimos con una música poco dinámica, muy «mate». Aun con esto, podemos decir que se escuchan muy bien, solo «pierden» volumen y seguimos notando el «perfil V» que hemos comentado anteriormente.

Begginer, ambiente con ruido externo de ciudad:

Nos hemos dado un paseo por el centro de Madrid, y hemos repetido las pruebas.

A un volumen medio, escuchamos la música sin dificultad, es verdad que esta vez el ruido externo nos molesta un poco. Recordemos que los Clam ANC, son unos cascos «over ear» o circumaurales y que además son cerrados.

En cuanto empezamos a subir el volumen, nos empezamos a olvidar del mundo exterior, sin necesidad de tomar el máximo del volumen, ya hemos dejado de escuchar todos los ruidos de la carretera y de la gente, con esto podemos decir que sin tener que activar el ANC, los cascos nos aíslan muy bien del exterior y además, no aprietan casi nada, lo cual es una ventaja si queremos usar los cascos durante largos periodos de tiempo.

Foto Clam ANC

Durante nuestro paseo, nos colocamos en el centro de la plaza de Callao, bajamos el volumen al medio, empezando a escuchar todo el ruido exterior y activamos el sistema ANC.

«Wow…» fue nuestra primera sensación al dejar de escuchar a toda esa gente que paseaba a nuestro alrededor.

Aunque es cierto que la cancelación activa es muy efectiva, no es perfecta (es una tecnología que de forma general, aún le falta madurez). Seguimos escuchando a la gente, pero parece como si alguien les hubiera bajado el volumen de repente y solo escuchamos a los más cercanos y con un volumen bajo, por lo que a la hora de darle caña a Spotify, esa gente desaparece.

A nivel alto, ese murmullo que escuchábamos antes, desaparece, aunque con un pero.

La calidad de la música con el ANC activado, se ve mermado, al igual que antes os comentaba que con un volumen alto, se empezaba a notar el perfil V, ahora aparte de ello, perdemos matices en los graves y en los agudos, es un sonido más mate.

Begginer, ambiente de metro:

La propia cancelación pasiva que nos brindan los materiales de fabricación y el formato de casco, nos amortigua muchísimo el ruido externo. Pero este ambiente es muy hostil para todo el tema multimedia.

Sin usar el sistema ANC, la calidad es muy buena, pero si nos queremos centrar en la música y dejar de fondo el ruido del metro, tendremos que subir el volumen por encima de lo recomendado por los propios dispositivos Android.

Con el sistema ANC activado, hemos sentido de nuevo una inmersión abismal en la música, es verdad que seguimos escuchando el ruido del metro, pero tremendamente amortiguado y muy de fondo, por lo que no peligrarán nuestros oídos ya que no hará falta subir el volumen en exceso, para poder centrarnos en la música.

The Weeknd – The Hills:

Los bajos de esta canción, son muy potentes y a su vez, son «un poco sucios».

Estos característicos bajos, van a hacer que, por desgracia, nuestros Clam ANC, saturen un poco y el sonido que nos den, no sea claro.

Con un volumen medio, no vamos a tener ningún problema, la canción se va a escuchar perfectamente (¡OJO! Aconsejamos usar plataformas que no tengan perdida en la calidad de sonido, como, por ejemplo, Spotify Premium o Deezer Premium). Pero conforme subamos poco a poco el volumen, vamos a perder calidad.

Al activar el ANC, la sensación es muy buena, los bajos profundos te envuelven y podríamos decir que la distorsión es menos notable (¿Será por la sensación de pérdida de volumen?).

Ariel Brínguez – Cuba Linda

Aunque este sea un tipo de música a la que no estemos acostumbrados, hay que decir que con los Clam ANC… eso podría cambiar.

A cualquier volumen el saxofón se escucha de maravilla, no se saturan los medios ni agudos (ni en sus notas más altas) aportándonos un sonido verdaderamente mágico.

Al activar el sistema de cancelación, se aprecia un poco la perdida de «fuerza» del saxofón, el sonido se vuelve un poco más opaco.

Anna Netrebko – Manon Lescaut / Act 2

No se nos ocurre mejor forma de acabar este pequeño análisis de los auriculares Clam ANC, que con la soprano ruso-austriaca Anna Netrebko.

Considerada una de las mejores voces en la época actual, al pulsar el «play», vamos a ser transportados a un universo paralelo donde se nos va a hacer imposible mediar ni media palabra mientras estemos escuchando este acto.

Si no superamos entorno al 70~80% del volumen total que tienen los Clam ANC, literalmente podremos gozar de una voz apoteósica y una orquesta espectacular. Si nuestros oídos lo aguantan y subimos al máximo el volumen, podremos notar como los cascos no son capaces de darnos claramente los matices que Anna es capaz de lanzar.

Con el sistema ANC, da igual en qué situación nos encontremos que gracias a la voz, a la tremenda orquesta y a la cancelación, no vamos a escuchar nada del mundo exterior

Conclusión

La experiencia con esta preciosidad de casco ha sido más que curiosa.

Estamos ante unos cascos cuya relación calidad/precio es muy buena, pero no nos podemos engañar, son unos cascos orientados a usuarios que no los quieran usar a nivel profesional.

Se ajustan perfectamente a la cabeza y aprietan lo suficiente (sin llegar a ser molestos) como para que no salgan volando mientras hacemos ejercicio.

La batería es «infinita» y el sistema de cancelación (pese a que al principio hay que acostumbrarse un poco), está muy bien logrado.

Por nuestra parte, animamos a Fresh’n Rebel a que continuen innovando, son una empresa muy joven y con un futuro muy prometedor.

Únete a ClubTech en Twitter y Facebook, no te pierdas las novedades.

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...