windows 10 mobile office

Una de las eternas tareas pendientes que tienen los fabricantes de ordenadores portátiles es la de mejorar su autonomía. Y es que, aunque existen modelos con procesadores de bajo consumo capaces de ofrecernos una duración muy interesante de batería, nunca está de más contar con más tiempo sin tener que pasar por una toma de corriente.

Nosotros mismos podemos ayudar a mejorar la autonomía de nuestro portátil con unos sencillos ajustes

Esto es algo que se hace especialmente importante en esos otros modelos, mucho más potentes, que no cuentan con dichos procesadores de bajo consumo; portátiles gaming o, aunque no estén pensados para jugar, pero que se caracterizan por añadir unos componentes realmente solventes en tareas de todo tipo, incluyendo, claro está, las más exigentes. Pues bien, existe una función dentro de los ajustes de Windows 10 que, si bien no hará milagros en la autonomía de nuestros portátiles, sí que puede ayudarnos a rascar algo de tiempo antes de que se agote la batería.

Nos referimos a la sección dedicada a gestionar las aplicaciones en segundo plano. En los ordenadores, al igual que sucede en móviles y tablets, tenemos instaladas multitud de aplicaciones o programas (además de las que ya vienen preinstalados de fábrica). Muchas de las cuales se ejecutan permanentemente en segundo plano, haciendo que la gestión energética se vea inevitablemente afectada.

windows

El menú de «aplicaciones en segundo plano» se encuentra dentro de «Privacidad»

Y es ahí precisamente donde Windows 10 nos permite gestionar en parte su actividad; deshabilitándolas todas o solamente algunas, a nuestro antojo. Para acceder a dicho menú no hay más que acudir a los ajustes de Windows, pulsar luego en «Privacidad» y, finalmente, en el submenú izquierdo, hacer clic en «Aplicaciones en segundo plano». Una vez dentro, tenemos una primera opción para deshabilitar toda la lista de aplicaciones. O también podemos hacerlo manualmente, una a una, de entre las que se nos muestran más abajo.

La propia explicación que nos da Windows de esta gestión nos dice que «Desactivar las aplicaciones en segundo plano puede ayudar a ahorrar energía». Pero no hay forma de saber cuánto incide cada una de ellas en la duración final de nuestra batería. Finalmente, y como también sucede en los dispositivos móviles, deshabilitar aplicaciones puede suponer dejar de recibir información y notificaciones de ellas. Por lo que habrá que valorar si preferimos una mayor autonomía o esto último.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

Suscribete a las respuestas
Notificar...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments