Ya se ha hecho común que tengamos altavoces inteligentes en casa. Los más exitosos son los de Google y los de Amazon con la serie Echo. Ahora es cuando más música escuchamos gracias a los servicios streaming. Amazon ha sacado el Amazon Echo Flex, el altavoz para el baño o cocina con Alexa para que escuches música o hables al asistente desde cualquier lado.

El Amazon Echo Flex pretende ser el altavoz para sitios donde no debes usar el resto

Hay sitios como el baño, donde no es el mejor lugar para un altavoz. La humedad o el peligro de mojarse puede estropear el dispositivo. Por ello, Amazon ha sacado otro modelo más a su catálogo para las personas que quieran lo básico del asistente y un audio aceptable. Su diseño es sencillo, forma de prisma que se enchufa a la pared directamente y listo.

Alexa  Altavoz para el baño

No se le puede exigir la misma calidad que al resto de altavoces Echo ya que su función es la de cumplir requisitos básicos. Este Amazon Echo Flex cuesta 29,99€ y su material de construcción es de plástico debido a que es un poco más “todoterreno». Tiene sólo 2 botones, un micrófono y un pequeño altavoz para poder cumplir con el audio.

TE PUEDE INTERESAR: LO MEJOR EN DOMÓTICA PARA ESTAS FIESTAS

Con este altavoz para el baño, cocina o sitios donde no quieras poner tu otro Amazon Echo podrás invocar Alexa, como es lógico, controlar los gadget que tengas por casa o cualquier cosa que permita el asistente. El Amazon Echo Flex cuenta con un puerto USB para cargar la batería de tu teléfono o aparato que quieras, ya que está conectado a la red y está ocupando un enchufe.

Lo interesante de este altavoz es que se le pueden añadir módulos, algo único dentro de este tipo de altavoces inteligentes. Por ahora solo hay dos módulos, uno con sensor de movimiento por 14,99€ para que te avise cuando se activa. Esto es interesante si tienes mascotas en casa o quieres utilizarlo como método de seguridad, en el caso de que alguien entre en tu casa.

El otro y único módulo diferente al anterior que hay por ahora es uno con luz de baja intensidad para la noche. El precio es el mismo que para el sensor de movimiento, 14,99€ y su función es poner una luz tenue para sitios donde necesites poca luz como pasillos o en la entrada de casa.

El nuevo Amazon Echo Flex intenta ocupar un vacío dentro de los modelos de altavoces de Amazon, aunque perdamos calidad de sonido y terminaciones, puede servirnos para salir del paso o algún momento usual.

Fuente: ComputerHoy

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...