Acuerdo para eliminar el roaming en la Union Europea

Por fin la Unión Europea ha llegado a un acuerdo para eliminar el roaming dentro de sus fronteras. Será a partir del 15 de junio de 2017.

Dejaremos de sufrir el roaming a partir del 15 de junio del 2017

La Unión Europea lleva años intentando eliminar el roaming dentro de los estados miembros. Pero las discrepancias entre los gobiernos y las compañías no había permitido llegar a ningún acuerdo. Todo se terminó de aclarar ayer cuando la Comisión publicó los precios que las operadoras se cobrarán entre sí. Es importante conocer estas condiciones para que nuestros viajes dentro de Europa no nos supongan una pesadilla de factura a nuestra vuelta.

Dentro de este acuerdo, los usuarios podremos usar las llamadas, los SMS y navegar con nuestro móvil usando la tarifa que tengamos contratada en nuestros países de origen. Es decir que si tenemos por ejemplo contratada una tarifa de 200 minutos y 1 GB podremos seguir utilizando sin pagar mientras nos mantengamos dentro del límite contratado. Los problemas pueden venir cuando excedamos dichos límites. El texto del acuerdo recoge que los cargos que se nos cargaran no serán superiores a los precios mayoristas que las distintas compañías europeas se cobran entre sí.

La Comisión Europea fija los precios fuera de la tarifa contratada

La Comision Europea llega a un acuerdo para eliminar el roaming

Los precios que vamos a ofrecer a partir del 15 de junio de 2017 son para los casos en los que superemos la tarifa que tengamos contratada.

Las llamadas de voz se cobrarán a 3,2 céntimos el minuto. Los SMS serán cobrados a 1 céntimo cada uno.

Eliminar el Roaming, una ventaja para los usuarios

El precio por los GB que consumamos de más se irá reduciendo gradualmente durante los próximos cinco años. El 15 de junio de 2017 el precio por cada GB de más será de 7,7 euros. El 1 de enero de 2018 se cobrará 6 euros por GB consumido de más, a partir del 1 de enero de 2019 se pasará a cobrar 4,5 euros, 3,5 euros a partir de 1 de enero de 2020, 3 euros a partir del 1 de enero de 2021 y finalmente el 1 de enero de 2020 se fijaran 2,5 euros por GB adicional de consumo.

Para poder contratar una tarifa en un país de la Unión va a ser requisito indispensable ser residente del país o mantener algún vínculo con este. Con este pequeño requisito se evita que, por ejemplo, podamos ir a Francia a contratar una tarifa más ventajosa allí a no ser que estemos residiendo en dicho país.

La tan ansiosa posibilidad de eliminar el roaming ha llegado por fin. Podremos seguir utilizando las tarifas que tengamos contratadas en nuestro país de origen. Aun tendremos que estar atentos a no pasarnos de los límites, pero eso ya es algo a lo que estamos acostumbrados actualmente.

Fuente: Comisión Europea

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...