realidad virtual Zero Latency

Estos Reyes Magos tenemos el regalo perfecto para tus amigos y tu familia: Zero Latency. ¡Regala experiencias de Realidad Virtual para todos! Incluso para ti mismo. ¡Nosotros lo hemos probado y estamos deseando repetir! Aquí abajo te contamos cómo fue nuestra experiencia.

La experiencia Zero  Latency en Madrid

Hace unas semanas tuvimos el placer de disfrutar de toda una experiencia de Realidad Virtual gracias a los compañeros de Zero Latency. Con presencia en varias ciudades de España e incluso, de Europa, asistimos a la sede de Madrid, en calle Pradillo, 54. Allí nos atendió una monitora muy agradable, Sandra, quién nos dio la bienvenida a todos.

Lo primero que tuvimos que hacer fue realizar un registro previo. De forma individual (por jugador), añadimos: correo electrónico, nombre completo y mote. Este último es el alias con el que nuestros compañeros nos reconocerán en el terreno de juego.

Tras el registro, Sandra nos hizo una breve pero clara introducción de la experiencia que estábamos a punto de disfrutar. En todo momento, se encargó de explicarnos las dudas que nos fueron surgiendo.

Explicadas las introducciones básicas y precauciones de seguridad a tener en cuenta, nos pusieron mochila a la espalda. Sí, una mochila de aproximadamente 8 kilos de peso en la que se porta el mini ordenador que genera toda la realidad virtual, gafas especiales de VR a los ojos y auriculares con micrófono a las orejas, para poder mantenernos en contacto con nuestros compañeros.

La experiencia que escogimos fue Singularity, para de 1-8 jugadores mayores de 13 años. En esta experiencia de aproximadamente 30 minutos de juego nos adentramos en el interior de una base militar secreta que ha quedado sumida en la oscuridad y en la que a priori, hay 0 señales de vida o al menos, de vida humana.

Esto es lo que se ve gracias a las gafas de realidad virtual de Zero Latency:

El objetivo de Singularity es resolver la situación en la que pronto se verá envuelta la base espacial en este viaje por las estrellas. La estación colapsa y pierde el control.

Por equipos y en modo cooperativo tendréis que defender la base y luchar contra duros enemigos: robots, drones y cañones colocados estratégicamente en pasillos, ascensores y ambientes sin gravedad.

Para ello, durante toda la experiencia tendréis munición ilimitada que se recarga automáticamente, 4 modos diferentes de armas (3 automáticas y 1 semiautomática) con las que cargaros a todo lo que se interponga en vuestros caminos y un escudo de fuerza desplegable con el que protegerse del fuego enemigo.

¡Recordad! Vuestras botas espaciales son las que os mantendrán firmes en el suelo, pero tendréis la sensación de estar fuera de este mundo.  

Así fue nuestra experiencia:

Como podéis ver, todo se desarrolla en una sala grande y vacía, con espacio suficiente para que los jugadores se puedan mover libremente y no lleguen a colisionar entre sí. Para que sea posible, lo que veréis con vuestros ojos (desde las gafas) será un mapa de localización que pitará cuando uno de tus compañeros se encuentre cerca de ti.  

Durante la experiencia al completo, la atención por parte del equipo de Zero Latency fue impecable y constante. Sandra estuvo alrededor nuestro, resolviendo todas las dudas que nos fueron surgiendo e incluso, ayudándonos en aquellos momentos que lo precisáramos.

El juego se mueve fluido durante toda la experiencia. Aunque algunos compañeros sufrieron problemas técnicos, lo cierto es que portábamos tecnología de segunda generación. Es decir, una tecnología muy reciente y sin apenas rodaje. Identificar los fallos es imprescindible para ir mejorándola.

Al ser un juego cooperativo, la experiencia se pausó para todos hasta que se solucionaron estos problemas. La monitora Sandra se encargó de solventarlos lo más rápido posible para reanudar la partida. El tiempo perdido, pudimos recuperarlo.

Si tenemos que poner una pega, sería el precio. Estamos hablando de una experiencia real de juego de 30 minutos por 40€, un precio elevado para la duración que tiene. Esta es una experiencia que te deja con ganas de más.

Aún así, aconsejamos que si nunca has disfrutado de una experiencia de realidad virtual, lo hagas, porque merece la pena probarla al menos una vez en la vida.

experiencia realidad virtual zero latency madrid

¿No sabes qué regalar estos Reyes? ¡No lo dudes! Regala una experiencia de realidad virtual en Zero Latency, donde tu cuerpo será el controlador de todo y tu mente creerá que es real. Te lo garantizamos, ¡te sorprenderá!

¡Esta y otras experiencias te están esperando en Zero Latency!

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...