Estos días el mundo entero está pendiente de Samsung y de su evento del miércoles, donde presentará el Galaxy S10. Pero la empresa coreana tiene más de 80 años de historia, y no empezó precisamente como tecnológica. Hoy te contamos la historia de Samsung y cómo llegó hasta donde está ahora.

Inicios distribuyendo comida y diversificación en tiempos de guerra

Aunque suene raro, Samsung empezó en 1938 siendo una pequeña distribuidora local de comida en la ciudad coreana de Daegu. Su fundador, Byung-Chull Lee, estableció la empresa con un capital inicial equivalente a 25$ actuales. Principalmente comerciaban con noodles y platos típicos coreanos de pescado seco y verduras. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, se expandieron a la capital, Seul.

Sin embargo, poco tiempo después, la ciudad fue invadida durante la Guerra de Corea. Esto hizo que Samsung pasase una mala época, pero su negocio sobrevivió gracias a la diversificación de mercado que hicieron. Esto consistió en establecer una refinería de azúcar en la ciudad portuaria de Busan. Eligieron esta ciudad porque era el único gran núcleo de población de Corea que se libró de la agresión comunista.

Como les iba bien, decidieron introducirse en más mercados. Los dos principales frentes que abrieron fueron la industria textil y la carpintería de madera. Gracias a los beneficios que estaban obteniendo de todos sus negocios, al acabar la guerra pudieron expandirse aun más.

TE PUEDE INTERESAR: NUEVOS SAMSUNG GALAXY A10, A30 Y A50

Samsung como aseguradora, un mercado en expansión

El siguiente modelo de negocio de Samsung supuso un enorme avance como empresa. Consistió en establecer su propia aseguradora en Corea, ofreciendo por primera vez un servicio que no consistía en el comercio de bienes. En la actualidad, Samsung sigue ofertando seguros en Corea y mantiene una gran cuota de mercado. Su gran éxito los catapultó hasta los primeros puestos de las mayores empresas de Corea.

Un mérito añadido era entrar en ese top siendo una empresa principalmente familiar, sin el dominio de accionistas externos. Con todo este crecimiento, la familia que gestionaba Samsung ganó un cierto poder de influencia sobre la economía y la política de Corea.

Entrada en el mercado tecnológico

No fue hasta 1969, más de 30 años después de su creación, cuando Samsung empezó a fabricar productos tecnológicos. Por supuesto en aquel momento todavía no existían las pantallas a color ni planas. Su primer lanzamiento en este sector fue esta televisión en 1970 (mueble incluído):

Primera televisión Samsung

Samsung seguía creciendo, pero lo hacía a un ritmo menor del que le gustaría. Esto era porque dependía de proveedores extranjeros para obtener muchos de los componentes que necesitaba. Es por esto que a mediados de la década de los 70 cambió radicalmente ese modelo de importación y se decidió a comprar una empresa proveedora. Gracias a esto, Samsung ya podía controlar mucho mejor sus volúmenes de producción y seguir creciendo al ritmo que quería. Aunque al principio no todos los directivos estaban de acuerdo con la compra del proveedor, no tardaron mucho en ver que había sido una buena decisión. Las exportaciones a todo el mundo aumentaron muchísimo.

Con este crecimiento imparable, Samsung decidió entrar en más mercados nuevos. Algunos ejemplos fueron las industrias química y pesada, la construcción o la defensa. Y también entraron en el mundo del ocio, con la creación de un parque de atracciones y varios hoteles. De hecho su primer hotel sigue funcionando en la actualidad como parte de una cadena de alojamientos de lujo por toda Corea. Posteriormente abrieron incluso un hospital en Seul, y funciona en la actualidad.

TE PUEDE INTERESAR: SAMSUNG GALAXY TAB S5E, FILTRACIONES CONFIRMADAS

La DRAM y otro cambio de estrategia

En los años 80, Samsung quiso entrar en un nuevo mercado dentro del sector tecnológico, lo que cambiaría su historia totalmente. Se trataba de la fabricación de chips de DRAM -un tipo de RAM que actualmente sigue usándose-, y pronto empezaron a ser conocidos por su calidad.

Pero no todo les salía bien; la imagen de sus productos era mala, y el público los percibía como gamas bajas a precios injustos. Esto afectó especialmente a su división de móviles, que no triunfaba ni siquiera en el mercado coreano. Viendo que no iban bien por ese camino, decidieron cambiar por completo su estrategia en el mercado tecnológico. Para ello despidieron a 24000 trabajadores y vendieron parte de la empresa por unos 2000 millones de dólares.

La nueva estrategia incluía fabricar componentes de mucha más calidad y venderlos a otras empresas, además de usarlos para sus propios productos. Gracias a una gran inversión inicial, consiguieron mejorar su imagen de marca y aumentar significativamente sus ingresos a nivel global.

Samsung en la actualidad

En los años 90, empezaron a desarrollar paneles LCD, lo que explica que en la actualidad tengan las mejores televisiones no OLED del mercado, puesto que llevan mucho tiempo perfeccionándolas.

Y no podemos hablar de la historia de Samsung sin mencionar sus teléfonos Android, que en la actualidad están entre los productos más conocidos de la marca. Aunque han pasado por distintas épocas, lo que está claro es que han conseguido ser reconocidos como terminales de calidad. Esto se debe principalmente a su gama Galaxy S, que ya explicamos generación por generación en este post.

Historia y origen de Samsung

Ya estamos contando las horas que faltan para el evento de presentación que Samsung hará este miércoles, donde esperamos ver los Galaxy S10. Cuando veas esos dispositivos tan premium, recuerda que Samsung y su historia empezó hace 80 años vendiendo noodles.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna noticia, únete a nuestro canal: TelegramClubTech

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...