latencia negativa

Se va acercando la fecha en que por fin estará disponible Google Stadia, y el hype no deja de crecer; la inminencia de la que puede suponer una auténtica revolución gaming hace que no dejemos de hacernos eco de todas las noticias que van surgiendo acerca de la nueva plataforma de Google. Y es que, sus desarrolladores, no dejan de darnos cada vez más detalles acerca de cómo pretenden hacer funcionar este servicio, como el que hoy recogemos: la latencia negativa.

El lag es uno de los inconvenientes más molestos que pueden experimentar los jugadores

La latencia, a secas, es uno de los aspectos que más preocupa a los jugadores. La sensación de fluidez es uno de los requisitos más importantes cuando jugamos, y queremos el mayor número posible de fotogramas por segundo. Sobre todo en lo que a competiciones de e-sports se refiere, donde una baja latencia puede significar la diferencia entre salir vencedores o derrotados. Y claro, la que quizá sea la pregunta que más nos hacemos con respecto a Google Stadia es si el hecho de jugar en streaming significará que tendremos que lidiar con el molesto lag.

Pues bien, los chicos de Google parecen tener una solución para evitarlo, al menos sobre el papel. Se trata de la latencia negativa, y vendría a ser algo así: Google Stadia pretende anticipar los movimientos de los jugadores para, de manera automática y antes de que ocurra, tener preparado el comando que crea que vamos a llevar a cabo nosotros. De modo que, antes de que pulsemos el botón necesario para llevar a cabo el evento que toque en el videojuego de turno, Stadia ya lo sabrá y tendrá cargada la animación para que, en el momento en que lo hagamos, la acción ocurra instantáneamente.

latencia negativa

La latencia negativa anticipará nuestros movimientos para darnos una mayor sensación de fluidez

La latencia negativa puede parecer (y de hecho parece) bastante interesante. Y de funcionar correctamente, podría suponer una ayuda excepcional en lo que a combatir el lag se refiere. Pero claro, decíamos anteriormente que es una solución, al menos sobre el papel, porque se antoja una tecnología difícil de llevar a cabo en según qué títulos. Me explico: en juegos de los que llamamos pasilleros, donde nuestros movimientos están bien delimitados dentro del escenario, puede tener mucho sentido. Pero ahora bien, en aquellos otros más amplios, y principalmente los de mundo abierto, la latencia negativa se antoja más complicada de llevar a cabo por la infinidad de posibilidades que tenemos para realizar.

De modo que, a día de hoy, seguimos siendo algo recelosos acerca de cómo funcionará realmente Google Stadia. Deseamos que todos los esfuerzos que están poniendo sus desarrolladores, realmente nos ofrezca una experiencia de juego similar al que estamos acostumbrados al consumir títulos de manera local. Y quizá añadidos como el de la latencia negativa realmente funcionen como prometen y hagan que disfrutemos de los videojuegos cómodamente y sin contratiempos. Pero no será hasta que podamos probarlo cuando sepamos a ciencia cierta lo buena o lo mala que será.

Fuente: Xataka.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...