LG-G5-lg-g6

Después de un año algo difícil para LG –tras la escasa aceptación por parte del  público del G5 y su concepto modular– todo parece indicar que el nuevo buque insignia de la compañía coreana no continuará con esta línea y seguirá la tendencia que marca el mercado con los teléfonos unibody. Esta drástica decisión implica otro sacrificio para el terminal como es no poder contar con una batería removible. Esta singularidad ha sido una característica típica de la marca y los seguidores de la misma siempre la han apreciado.

LG

La compañía reconoce que no está contenta con las ventas del G5

Este rumor no ha sido totalmente confirmado, pero fuentes cercanas a la compañía aseguran que la decisión ya ha sido tomada y LG no dará marcha atrás a su decisión.

Por otra parte, esta decisión no ha cogido a todos por sorpresa, ya que recordamos que poco después de empezar a comercializar el G5 la compañía lanzó al mercado el V20 -dispostivo que en ningún momento se trató de compatibilizar con los módulos, justo al contrario de lo que hace actualmente Lenovo con Motorola y sus Moto Mods-.

LG

LG se pone a prueba en febrero en el MWC con la salida del G6

Con todo esto, los seguidores de la marca pueden preguntarse si la característica botonera trasera volverá a su terminal estrella y si la batería no será un problema; ya que por lo demás estamos seguros de que el G6 será un gran dispositivo y nos dejará un buen sabor de boca. Todas estas dudas serán solventadas el próximo mes de febrero, durante el Mobile World Congress de Barcelona. En esa feria, la compañía aprovechará la falta de presentación del Samsung Galaxy S8 para tomar protagonismo y, pocos días después poner a la venta el dispositivo. Desde aquí nos parece una sabia decisión, ya que en un primer momento esto le dará cierta ventaja frente a uno de sus rivales más directos. Eso sí, con una salida tan rápida al mercado, esperemos que la marca no cometa ningún error que nos haga recordar al ya desaparecido Note 7.

Por lo demás, la verdadera cuestión que el mercado de la telefonía se hace con respecto a LG es: ¿es posible todavía enmendar las decisiones erróneas tomadas con el G5? Esperemos que sí, ojalá que el LG G6 sorprenda pegando un fuerte puñetazo en la mesa; dando así una bocanada de aire fresco y tranquilidad a la compañía.

recientes antiguas más votadas
Notificar...
trackback

[…] que según hemos podido conocer en The Verge, solucionaría características criticadas como son el concepto modular, que desaparecerá como ya podíamos […]

trackback

[…] todo el 2016 la compañía ha dejado claro que no estaba contento con las cifras de ventas del terminal. El LG G5 no era -ni lo es a día de hoy tampoco- un mal terminal, pero una arriesgada […]