Internet Explorer Edge Chromium

Aunque ahora cueste imaginarlo, hubo una época en la que el navegador más usado era Internet Explorer. La mayoría de las páginas web tenían un diseño muy recargado, que hoy en día nos resultaría caótico y lioso. Pero el tiempo ha pasado y ahora Internet es muy distinto. Es por ello que con Windows 10, Microsoft decidió cambiar Internet Explorer por Edge. Este navegador es más moderno y aunque no ha llegado a calar mucho entre los usuarios, funciona francamente bien.

El lugar de Explorer tras la llegada de Edge

Sin embargo, la versión 11 de Internet Explorer sigue teniendo a día de hoy soporte oficial por parte de Microsoft. Esto no parece que tenga mucho sentido a priori, puesto que muchos ven a Edge como una nueva versión de Explorer, no como un programa distinto (y tal vez por esto casi nadie lo usa). Pero en la práctica, Edge y Explorer son programas distintos -aunque en principio sirvan para lo mismo y hasta sus iconos se parezcan-. Y es que Edge nació con la intención de ser un navegador moderno, adaptado a los nuevos estándares de Internet y capaz de rivalizar con Chrome y Firefox.

Histórico de uso de los navegadores: Chrome, Safari, Firefox, Explorer...

Mientras tanto, Explorer se ha mantenido en funcionamiento para dar soporte a contenidos antiguos y sistemas como Windows 7 u 8, donde Edge no funciona. Es por ello que Internet Explorer ya no es un navegador como tal, sino una solución de compatibilidad. Es así como Microsoft se refiere a él en el comunicado que ha hecho recientemente uno de sus responsables de software, Chris Jackson.

Lo que dice el comunicado

Toda la noticia salta a raíz de este post en el blog oficial de Microsoft, donde se pide abiertamente que se deje de utilizar Internet Explorer de una vez. Pero, ¿a quién va dirigido esto? Pues no a los usuarios “rasos”, como han dicho varios medios, sino a las empresas. Y es que gran parte de las bases de datos e intranets están hechas con estándares tan antiguos que la única forma de acceder a ellas correctamente es hacerlo con Explorer.

Es verdad que es complicado actualizar sistemas antiguos, con la migración de todos los datos. Pero el verdadero problema es que a día de hoy, muchos informáticos de todo el mundo siguen utilizando estándares antiguos -a veces hasta de 1999– para crear sistemas nuevos. Lo que pide Microsoft es que los sistemas nuevos utilicen los últimos estándares.

Microsoft insiste en el post diciendo que Explorer como solución de compatibilidad tiene que dejar de utilizarse por parte de las empresas. Y pide la migración a navegadores nuevos, sin mencionar expresamente a Edge, que está en pleno proceso de migración a Chromium.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna noticia, únete a nuestro canal: TelegramClubTech

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...