moviles gaming

Las consolas se llevan toda la atención en el mundo del gaming, también es cierto que los smartphones están ganando terreno gracias a que cada vez son más potentes. Aunque claro, jugar en el móvil no es ni de cerca algo nuevo, los más viejos recordamos con nostalgia cuando jugábamos en nuestros teléfonos Nokia al Snake, el juego de la serpiente.

Lejos estaban de aparecer en escena los iPhones y los teléfonos Android, que nos cautivaron con juegos como Candy Crush o Farmville, en donde los jugadores tenían una granja que cuidaban celosamente desde su cuenta de Facebook.  

Esta tendencia de los smartphones de adaptar los juegos de moda sigue al alza y hoy en día son tan potentes que se puede disfrutar en ellos de títulos como Fornite y PUBG. Los desarrolladores de los juegos ponen de su parte  para hacer que los juegos sean compatibles con estas plataformas móviles con la finalidad de llegar a la mayor cantidad de gente posible. 

Todos sabemos que los teléfonos de gama alta de marcas cómo; Apple, Samsung, Xiaomi o Huawei pueden correr estos juegos sin dificultad alguna, así como que existen móviles dedicados a este mercado, como el Asus ROG Phone, el Razer Phone, el Xiaomi Black Shark o el Honor Play. Estos smartphones cuentan con un hardware especializado, con memorias RAM ultra potentes y potentes CPU, en ocasiones también, con controles para jugar de manera más cómoda.

Sin embargo, a inicios de este año nos encontramos que muchos teléfonos que carecen de intimidantes especificaciones, pero si son perfectamente capaces de ayudarnos a disfrutar de los juegos de moda.

No todos los usuarios quieren jugar Fortnite, muchos prefieren juegos más sencillos como los viejos arcades en emuladores retro, clásicos como el Tetris o juegos más tradicionales como el ajedrez, los juegos de cartas o cualquier tipo de juego de casino en sitios como William Hill. Por lo tanto, no se necesita pagar cantidades exageradas para poder disfrutar de juegos móviles en nuestros teléfonos pero, que no se malinterprete, esto no es una lección sobre el clásico “no se necesitan dinero ni lujos para ser feliz”, es sobre como los teléfonos de gama media que se lanzaron al mercado en el pasado año 2018 tienen especificaciones que permiten correr prácticamente cualquier juego.

Ahora que si lo que se quiere hacer es invertir en teléfono para gaming vamos a recomendar un par de opciones de las mencionadas líneas atrás. Podemos afirmar con seguridad que el Asus ROG es ideal para jugar a los mejores juegos para móvil pero tienen un precio que ronda los 900 euros, que puede ser demasiado para el jugador casual. 

El segundo teléfono que recomendamos es el Razer Phone 2, con el que nos ahorraríamos unos 100 euros y acabaríamos pagando unos 800 euros. Este último cuenta con una pantalla espectacular, una cámara fuera de serie y carga inalámbrica entre sus virtudes principales. ¿Vale la pena pagar este tipo de precios por un teléfono? Lo más probable es que los gamers de corazón digan que valen hasta el último céntimo.

Los nuevos móviles gaming de 2019

La tendencia no se quedará aquí, dado que se trata de un espacio en el mercado muy interesante para los fabricantes. Podremos ver cómo algunas marcas siguen apostando por una separación de las lineas de mercado y otras cómo Xiaomi u Honor, apuestan por teléfonos de gama alta con características estrella como la refrigeración liquida o las mejoras de GPU en sus modelos más top.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna noticia, únete a nuestro canal: TelegramClubTech

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...