Nest Mini

Nest Mini se convierte en el asistente de voz más económico que ofrece Google y el cual nos ofrecerá una evolución en la calidad del sonido y en la interacción con el usuario. Esta nueva versión aterriza con la misión de continuar con el éxito que tuvo/sigue teniendo su predecesor, el Google Home Mini. Es por ello que la gran «G» ha decidido mantener las líneas de diseño que incluso no sabríamos distinguir cuál es uno y cuál es otro.

Sí que es cierto que la palestra de colores se ha reducido, pudiendo elegir únicamente dos tonalidades. Por contra, en la base del mismo, encontramos una hendidura que permitirá al usuario colgar el Nest Mini en la pared y que dará un toque muy personal. El Nest Mini viene en su caja con un cable de 1,5 metros de longitud, puerto USB tipo C en un extremo y el adaptador de corriente. Cabe destacar que en la fabricación del asistente se ha empleado cerca de un 35% de plástico reciclado, de igual forma que su malla, construida proveniente del mismo origen.

En lo que respecta al resto del conjunto, hallamos cuatro indicadores con luces LED en la parte superior que indican en qué momento el asistente está activo y un botón para silenciar el micrófono.

Nest Mini

Como novedad en el interior del mismo, se encuentra un innovador chip que cuenta con aprendizaje automático. Lo que viene siendo a la práctica, un mejor procesamiento del dispositivo, un reconocimiento de voz mejorado y respuesta a las consultas en menos tiempo. También ha sufrido mejoras la calidad del sonido gracia a unos mejores altavoces y amplificadores.

Nest Mini mejora la interacción con el usuario

La compañía ha implementado un tercer micrófono para percibir mejor nuestra voz cuando realizamos una consulta. En cuanto a su manejo físico, una tecnología de sonda permite detectar nuestra mano cuando la aproximamos, lo que hace que se iluminen los controles táctiles. El mismo panel nos brinda la posibilidad de regular el volumen y consultar en qué momento está activo el altavoz. Otro apartado a destacar es la conectividad, la cual ha mejorado. Además de la conexión Wi-Fi 802.11ac, ahora cuenta con Bluetooth 5.0.

¿Merece la pena adquirir este nuevo Nest Mini si ya tenemos la generación anterior? Personalmente, no. Las ligeras mejoras no justifican un nuevo desembolso, pero si es la primera vez que vas a comprarlo, cambiamos por un sí

Puedes reserva el nuevo Nest Mini en la tienda de Google mediante el siguiente enlace.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...