Google Nexus

Google ha enterrado la gama Nexus con la salida de los Pixel y Pixel XL, intentando con ello dar un salto de calidad y pasar a ser un competidor más en el mercado (aunque la gama Pixel esté fabricada por HTC). Es su manera de presentar batalla en una liga donde le espera Apple con el cuchillo entre los dientes preparada para batirse en duelo.

Pero estoy seguro que muchos de nuestros lectores mirarán al pasado con añoranza pensando en la gama Nexus y los excelentes exponentes que nos han ido dejando desde que Google lanzara el primer Nexus One allá por 2010 de la mano de HTC. Es curioso que la historia de Nexus haya comenzado y concluya de la mano del fabricante taiwanés.

Comparación Nexus 6 y 6P

Hoy vamos a comparar los dos últimos flagship de la gama Nexus, el Nexus 6 de Motorola y el Nexus 6P fabricado por Huawei. No nos vamos a quedar en comparar sus especificaciones, si no que vamos a analizar nuestra experiencia tras usarlos como móviles principales durante un par de semanas. ¡Comenzamos!

Nexus 6 Nexus 6P back

CONSTRUCCIÓN

El Nexus 6 presenta un acabado que combina el metal y el plástico. El chasis central es metálico, y la parte trasera de un plástico de acabado mate y buena calidad que se funde perfectamente en una sola pieza con el chasis central, dejando un cuerpo unibody de aspecto más que sólido. La unidad con la que hemos realizado la prueba es de color azul oscuro, denominado Midnight Blue, pero en su parte trasera hemos querido darle un toque más especial dotándolo de un adhesivo amarillo de la marca DBrand que bajo nuestra opinión le da una apariencia rompedora.

Por su parte el Nexus 6P opta por una carcasa trasera de metal que rodea a todo el terminal hasta la parte frontal, y que tiene en su parte superior una pieza horizontal de cristal que alberga la cámara y sus sensores. A mayores tenemos un sensor de huella que no existe en el dispositivo de Motorola, aunque a primera vista el logo de Motorola parece que hubiera sido una ubicación perfecta para el mismo. El color del modelo de Huawei es el negro, quizás el más discreto y el que menos resalta de todos los disponibles, aunque a muchos esa sobriedad les parecerá ideal.

Los dos tienen un acabado excelente, con su parte frontal protegida por Corning Gorilla Glass 3 en el caso del Nexus 6 y Gorilla Glass 4 para el modelo de Huawei. Contamos además en ambos casos con dos altavoces frontales que permiten disfrutar de sonido estéreo.

Las diferencias radican en el plástico mate de la trasera del Motorola, o el cuerpo metálico del Huawei. Cuestión de preferencia personal al tacto y sobre todo en la manera de tenerlos en la mano, ya que donde sí encontramos diferencias prácticas es en la forma de los dos terminales. El Nexus 6 tiene un formato no habitual, más “achatado” debido sobre todo a las pulgadas de su pantalla y el Nexus 6P es más alargado, más habitual y que permite a su vez que se agarre un poco mejor. Así que la ergonomía quizá pueda ser el punto diferenciador a favor del modelo de la marca china, aunque las formas curvadas de la trasera del Motorola ayudan a que no se haga incómodo a la hora de manejarlo.

Nexus perfil

PANTALLA

El Nexus 6 presenta unas nada habituales 5,96” de pantalla frente a las más tradicionales 5,7” del modelo de Huawei. A priori en cuestión de tamaño no hay una diferencia notable, pero sí la hay en el formato. El Motorola presenta un aspecto de la imagen más cercano a lo que sería 14:9 frente a los clásicos 16:9 del Huawei, y esto se percibe mejor siempre que los pongamos en horizontal al ver una imagen o un vídeo. En cualquier caso no vamos a percibir que eso influya a la hora movernos por su sistema operativo Android, ya que no hay diferencia práctica.

En ambos casos contamos con un panel Amoled, de resolución 2K, es decir, 1440 x 2560 píxeles, dejando unos 518 ppi en el Huawei y 493 ppi en el Motorola. Como podemos ver tenemos en ambos modelos resolución y densidad de pixel por pulgadas para dar y tomar.

Si las comparamos una frente a la otra diría que tras usarlos intensivamente me parece más brillante el panel del Motorola y con unos negros más profundos, mientras que el panel del Huawei es un poco más neutro, siempre teniendo en cuenta que hablamos de paneles Amoled y que éstos siempre tienen una saturación extra que los paneles IPS no tienen. En cualquier caso ambos montan unas pantallas que no tienen nada que envidiar a las Amoled de Samsung en sus S7 o los últimos Galaxy Note.

Nexus pantallas

ESPECIFICACIONES Y RENDIMIENTO

A su salida ambos terminales representaban el tope en cuanto a especificaciones, y eso se nota a día de hoy, ya que cualquiera de los dos nos ha permitido realizar un uso exigente sin percibir ni la más mínima caída en su rendimiento.

El modelo de Motorola presenta un Snapdragon 805 acompañado de 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. Mientras Huawei aporta el plus de llevar como corazón el Snapdragon 810 (en su versión V2.1), con la misma cantidad de RAM y almacenamiento. En ambos casos no es posible usar una microSD para aumentar su capacidad mediante tarjetas MicroSD, algo que es seña de identidad de Google y de su competidor Apple ya que ambos prefieren que apuestes por sus opciones de almacenamiento en la nube.

En términos técnicos el mayor salto corresponde a la arquitectura de los procesadores, puesto que el Nexus 6 monta un procesador de 32 bits y el Nexus 6P ya pertenece a la generación de procesadores de 64 bits. Los 28 nanómetros necesarios para la fabricación del SD 805 también demuestran que el tiempo pasa factura frente a la fabricación en 20 nanómetros del SD 810, ya que gracias a eso se obtienen diferentes resultados en la gestión de la energía y en el calor producido.

Pero no nos volvamos locos. A efectos prácticos no hemos percibido diferencias enormes. En mi caso no soy partidario de hacer benchmarks, puesto que los fabricantes han aprendido a “juguetear” con los bancos de pruebas en busca de la mejor puntuación. Tampoco soy jugador intensivo, aunque hemos probado dos de los juegos más descargados como Asphalt 8 y Modern Combat 5 y no ha habido diferencias más allá de algún par de segundos de carga más en el Motorola.

Cuando Qualcomm presentó el 810 afirmó que el rendimiento era un 20% superior al 805, algo que no ponemos en duda, aunque sea difícil de percibir a menos que se le de “caña” en el apartado gaming. Pero no todo es la potencia, y de hecho el extra de potencia hace que también el consumo energético aumente a pesar de tener un proceso de fabricación más eficiente energéticamente hablando.

back Nexus 6P

BATERÍA

En las cifras y especificaciones de sus baterías no hay mucha diferencia, o al menos nada determinante que nos hubiera hecho decantarnos por uno o por otro a priori. El Nexus 6 tiene a sus espaldas una batería de 3220 mAh y el Nexus 6P eleva dicha cantidad hasta los 3450 mAh, que dado su extra de potencia deberían dejar las cosas más o menos similares. La realidad es que a igualdad de uso, con las mismas apps, con las mismas horas de pantalla y con el mismo patrón de funcionamiento, el Motorola nos ha llegado al final del día con un 30% aproximadamente, mientras que el Huawei estaba más cerca del 15-20%. Ojo, hablamos de un uso intensivo, sin desactivar absolutamente nada, haciendo uso de todas y cada una de las funciones de las que dispone cada terminal, con algún rato de juego, y sin preocuparnos por hacer un uso “eficiente”. Estamos seguros que para otro tipo de usuario más estándar alcanzar los dos días podría ser posible. Las horas de pantalla obtenidas siempre han rondado las 5-6 horas en un margen de 20-22 horas de uso.

Para cargar sus generosas baterías contamos en el Nexus 6 con un conector micro usb estándar y en el Nexus 6P con un USB de tipo c, que es más rápido a la hora de transferir datos y también más cómodo a la hora de conectarlo. En ambos casos contamos con carga rápida, así que tampoco nos llevará mucho tiempo dejarlos plenos de energía.

CÁMARA

Aquí se nos presenta un caso similar al de la batería, es decir, cifras que parecen no tener una diferencia grande pero que a la hora de la verdad sí que nos dejan una ventaja a favor de uno de los dos Nexus.

Motorola apostó en su día por un sensor Sony de 1/3” de tamaño, con 13 mpx, focal 2.0 y estabilizador óptico. Huawei, al igual que LG en el Nexus 5X, montó el sensor de 12 mpx de origen Sony con un tamaño algo más grande que el Motorola, exactamente de 1/2,3” y un focal de 2.0. Puede parecer que la diferencia en los datos del sensor no es determinante, pero cuando observamos que el tamaño resultante por cada pixel es de 1,4 micrones en el Motorola y de 1,55 micrones en el modelo chino ya podemos adivinar qué resultado tendremos con uno y con otro.

A mayor tamaño de sensor más luz, y por lo tanto cada píxel obtendrá mejor definición, y esto se hará más patente cuando las condiciones de luz no sean las idóneas. De este modo y tras las pruebas que hemos realizado el Huawei obtiene una ventaja clara debido sobre todo a que vemos un poco más de definición en las imágenes, mayor detalle y mejores resultados en general, algo que se hace más patente en las fotos nocturnas o con poca luz.

Quizá el único pero que hay que poner al Nexus 6P es la ausencia de estabilizador óptico, aunque el estabilizador electrónico de imagen que incorpora ayuda a no sentir su ausencia demasiado, sobre todo a la hora de grabar vídeo.

Y ya que nombramos al apartado vídeo debemos decir que ambos son capaces de grabar en 4K de forma nativa, aunque como hemos dicho el Huawei saca ventaja al Motorola por sus buenos resultados en escenarios con malas condiciones de luz, y además el EIS del Huawei parece ofrecer mejor una imagen más estable que la que el Motorola obtiene con su estabilizador óptico convencional.

En esta comparativa no vamos a colgar fotos de muestra porque la victoria es clara para el Nexus 6P, pero sí incluiremos este modelo en una comparativa fotográfica que estamos preparando y que le pondrá en más aprietos que con el Motorola.

back nexus 6

SONIDO

Los terminales con altavoces estéreo son una rara avis en el mundo de los Smartphone, y bajo mi punto de vista es algo chocante. Entiendo que un dispositivo cuyo uso sea prioritariamente el consumo de contenido de audio y vídeo debe de tener la mejor calidad en ambos apartados. El sonido estéreo es algo con lo que hemos convivido desde hace décadas en todo tipo de dispositivos, y aunque cada vez más fabricantes de smartphones se animan a incluir este detalle como un elemento diferenciador (incluso Apple se ha metido de lleno en ello), siguen siendo pocos los modelos que llevan un par de altavoces en su estructura.

En este caso ambos Nexus portan dos altavoces en su parte frontal con el que ofrecen el citado sonido estéreo y ayudan a crear una experiencia multimedia mucho más completa. No voy a ocultar que en ambos ver vídeos o escuchar música es un auténtico placer que me gustaría disfrutar en otros muchos modelos. Lástima que no se entienda esto como un mínimo a cumplir por todos los fabricantes.

En cuestión de volumen he de decir que el Motorola ofrece un nivel de volumen más alto, con unos bajos un poco más potentes, frente al Huawei que ofrece un volumen alto (pero no tan alto) y un sonido más equilibrado. Siendo puristas quizá el sonido del modelo chino es más limpio, más fiel a los sonidos que reproduce, pero quizá impacte o sorprenda más el sonido que oímos a través de los altavoces del Motorola.

Nexus 6 Nexus 6P

CONCLUSIÓN

Los últimos dos exponentes en territorio phablet de la exitosa gama Nexus siguen siendo dos buenos ejemplos de grandes terminales que cumplen y destacan en todos sus apartados. Si puedes convivir con su tamaño sin duda los recomendamos porque además carecen de uno de los problemas que más acusan los terminales Android, es decir, la fragmentación de sus diferentes versiones. A día de hoy el Nexus 6P funciona con Nougat 7.1.1, una actualización recién recibida, lo que le hace ser pionero en ese sentido como se ha esperado siempre de la gama noble de Google hasta la llegada de los Píxel.

Pero el Nexus 6, a pesar de que Google sólo garantizó actualizaciones hasta octubre de 2016, tendrá una última actualización a finales de este mes de enero que le llevará a la misma versión que su hermano chino. Actualmente está en Android 7.0.1, lo cual tampoco está nada mal.

En cualquiera de los dos casos ambos disfrutarán de una versión de Android que pocos terminales comercializados hace 1 o 2 años portarán dado su tiempo en el mercado, así que eso hace que todavía sean más recomendables. Hay que decir que son terminales que pueden ser complicados de encontrar a la venta (sobre todo el Nexus 6) dado que son modelos que han sido sustituidos y puede ser difícil ver stock de los mismos en las tiendas online, aunque en el caso del Nexus 6P esto todavía no es un problema.

¿Buscas un phablet que destaque en todos sus aspectos y que te brinde una experiencia de usuario que sólo está al alcance de Android stock? Pues ve a por los últimos Nexus y verás que no hace falta invertir más de 400 euros para tenerlo todo.

recientes antiguas más votadas
Notificar...
trackback

[…] los Google Pixel y Pixel XL, dos nuevos dispositivos de Google que pondrían fin a la marca Nexus y marcarían un antes y un después en la historia de […]

trackback

[…] con Google, hablamos de los Pixel y los Nexus -los cuales hemos enfrentado y analizado en nuestra web-. Por suerte en Android, para suplir estas posibles carencias tenemos multitud de aplicaciones de […]