Impresoras, ese dispositivo que muchas veces tenemos en nuestro hogar o que siempre está presente en nuestra oficina, ese dispositivo que a veces pareciera cobrar vida propia con errores que ni ella sabe solucionar.

Hoy en este artículo trataré de explicarles por qué odio tanto a este periférico de oficina u hogar, con un toque de humor, claro está.

Impresora según la R.A.E (equivocada definición)

Si buscamos la definición de impresora en la R.A.E. dice algo como lo siguiente:

«Máquina que conectada a una computadora, imprime los resultados de las operaciones»

Pero atención que la R.A.E. se equivoca, la definición correcta sería algo cómo:

«Máquina que, conectada a una computadora, no imprime nada de lo que le enviamos»

La impresora a veces cobra vida

Impresoras: HP multifuncional

No importa lo que diga la R.A.E. o lo que diga este servidor, la impresora tiene vida propia, he tenido pesadillas con ellas, mi psicólogo no lo sabe, pero debería saberlo.

Si le enviamos una página de prueba nos ganamos su confianza, porque la imprime sin decir más.

Ahora, si necesitamos presentar ese proyecto, trabajo o carpeta de estudio ella decidirá si no tiene tinta, si tiene la puerta abierta, si justo necesita limpiar cabezales, es decir, poco o nada le importa, ella hace lo que le dé en gana.

«El ataque de las impresoras asesinas», toma nota SyFy

Tuvimos Sharknado con unos tiburones que volaban por los cielos, no sería mala idea que Universal y su canal SyFy tomen nota para una próxima película una invasión de impresoras que van por la ciudad destruyendo todo a su paso.

Pero dejando un lado el costado bizarro les cuento las razones de por qué redacté este artículo.

Mis razones para publicar esto, una experiencia personal

windows

Sin ir más allá, el otro día estaba en mi casa y necesitaba imprimir unos trabajos, pero me pasaron varias cosas luego de que envié el trabajo a la impresora.

Primero que nada, noté algo extraño a la hora de enviar el documento a la impresora, un mensaje de error en el sistema operativo Windows 10, entonces me puse a investigar.

Recordé que en algunos sitios y portales de noticias había un informe sobre que una actualización de Windows 10 causaba problemas con las impresoras.

La actualización en concreto es la KB 450960, si desinstalamos esta actualización y reiniciamos veremos que debería solucionarse este problema… pero han pasado más cosas.

NOTA: Si la actualización vuelve a instalarse debes instalar todas las actualizaciones de la versión actual, Windows 10 2004, en concreto la que lo soluciona es la KB 4567523.

Mis otros problemas con la impresora

Si bien las páginas de prueba funcionaban estupendamente como no podía ser de otra manera, pero tuve los siguientes inconvenientes:

  • La impresora demoraba en imprimir y paraba cuando quería.
  • El mensaje de «Puerta abierta» aún con las llamadas «puertas» cerradas.

Mi impresora es una Canon PIXMA MG3610, me puse a investigar un poco sobre el tema y encontré que reseteándola quedaba solucionado.

Debo admitir que los manuales de Canon son pésimos, sus explicaciones son muy malas, no son claras y para peor no resultan.

Mi impresora tiene menos de un mes de uso y la utilizo más bien poco, así que todos estos problemas me estaban haciendo enojar.

¿Cómo lo solucioné? La verdad no recuerdo

Al final luego de ver algunos videos de YouTube pude solucionarlo, la solución parecía un truco de PlayStation, ¿recuerdan el cuadrado, triángulo, círculo, botón tal y tal? Bueno pues, algo similar ha sido.

Tan complejo es resetear la impresora que si me preguntan cómo lo solucioné no lo recuerdo, algo del botón «Stop/Reset» que tiene un triángulo, botón de Color, Negro y encendido, pero no lo recuerdo bien.

Señores de Canon (y quizá de otros fabricantes) ¿No podían haber facilitado el proceso?

Otra razón para odiar las impresoras, son el periférico menos amigable con el medio ambiente

Sin ningún tipo de dudas las impresoras son el dispositivo electrónico que menos se compromete con el medio ambiente, veamos, ¿Cuánto cuesta un consumible de impresora?

Por lo general el costo de éstos no es muy económico y depende del fabricante, pero fácilmente pueden alcanzar al costo de una nueva.

¿Qué quiero decir con esto?

Que las impresoras son desechables, se rompen con facilidad si tienen mucho uso y además sus consumibles cuestan un ojo de la cara.

Pero también son inevitables, aunque si queremos hacernos menos problemas podemos invertir en una impresora láser que falla, pero mucho menos.

El negocio de la tinta de impresora

Impresora con consumbiles

Más allá de lo bizarro de este artículo y las peripecias que he pasado con mi «querida» impresora hay algo que deberían conocer, la tinta es el oro líquido más costoso del mundo.

Según un informe de Xataka en 2013 (ya han pasado unos cuantos años) el costo de la tinta en aquel entonces alcanzaba los USD 4000, más costoso que un litro del perfume Channel N5 (en 2013 costaba unos USD 1500).

Pero más allá de cáculos, a la tinta de las impresoras se las conoce como «el oro líquido» y por algún motivo lo llaman así.

Los cartuchos compatibles son una solución en muchas ocasiones, aunque debemos saber que el fabricante por lo general no tolera este tipo de prácticas, claro está, los motivos son económicos.

Para finalizar, la próxima vez que una impresora te ocasione más de un dolor de cabeza recuerda que estos dispositivos son capaces de sacarnos de quicio.

Pero muchas veces también son una solución al alcance de cualquiera, desde un hogar, una pequeña oficina o una empresa grande.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

Suscribete a las respuestas
Notificar...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments