oneplus 3t

OnePlus acaba de lanzar una nueva actualización para sus dispositivos 3 y 3T. En su changelog únicamente se indica que viene a solucionar errores generales, es decir, pequeñas mejoras del sistema. Y hasta ahí todo normal. Sin embargo, el hecho de que venga con un peso de 1,5 Gb para la versión con «T» ha suscitado los rumores de que Android Pie podría llegar antes de lo esperado.

Los OnePlus 3 y 3T verán Android Pie… pero no la 8.1

Hace unas semanas los propios desarrolladores de la compañía hacían pública la noticia de que la novena versión de Android llegará a estos dos terminales. Aunque, como es lógico, primero darán prioridad a los más recientes (5, 5T y 6, con el 6T a pocas semanas de su posible presentación). Sin embargo, a cambio de la llegada de Pie los usuarios de los 3 y 3T tendrán que olvidarse de la versión 8.1, ya que han asegurado que la aparición de una significará la ausencia de otra. En cualquier caso, son unas buenísimas noticias para unos teléfonos que salieron con Marshmallow de serie. Android 6, 7, 8 y 9. Not bad.

Y claro, el hecho de que una simple OTA que viene a arreglar pequeños errores traiga un peso tal, hace que a muchos les de por pensar que Android Pie está al caer. Por supuesto, esto son solo conjeturas, y lo más probable es que haya que esperar al 2019 para que la última gran actualización les llegue a los OnePlus 3 y 3T. Pero oye, por soñar que no quede.

Al parecer, la explicación oficial de una OTA tan pesada es que, en vez de introducir la actualización incremental, han publicado la ROM completa en su versión 5.0.5 (y que sigue manteniéndose en Android 8.0). Pero eso no hace que muchos (entre los que me incluyo) dejemos de pensar que algo más se ha instalado «por detrás» para allanar el camino a Android Pie. Sea como fuere, el tiempo lo dirá.

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...