Pasado, presente y futuro

Comenzamos hoy en ElCamioneroGeek.es una nueva sección que esperemos os guste, se llama ‘Pasado, presente y futuro’ y en ella repasaremos el pasado, el presente y el futuro de diferentes productos.

Empezamos con Samsung y estando a días de la presentación de sus nuevos Galaxy S9 que mejor idea que la de repasar la historia de la línea ‘S’ de Samsung y su futuro.

¿Qué significa la ‘S’?

Quizá tú ya lo sabes, pero para quienes no, Samsung asigna una letra a cada línea de productos por una razón.

Así como la línea ‘J’ es la línea ‘Joy‘ o ‘disfrute’ del fabricante coreano, la línea ‘Y’ es la línea ‘Young‘ o ‘joven’ la línea ‘S’ es la línea ‘Supersmartque además pertenece a los productos topes de gama de Samsung.

¿Qué llevó a Samsung a lanzar su primer Galaxy ‘S’?

Muchos dicen que la popularidad ascendente que tenía Android hace unos años, sumado al lanzamiento del iPhone hicieron que los coreanos decidan lanzar su primer Galaxy ‘S’.

Recordemos que el iPhone de Apple se había lanzado en el 2007 y desde ese instante su popularidad fue tal que muchos fabricantes querían competir con él, de todos los que se animaron a hacerlo Samsung fue el que años después apostó por hacer algo diferente.

Samsung Galaxy S

El que inició todo este legado que ya lleva 8 años entre nosotros, poseía una pantalla pequeña para los estándares de hoy de tan solo 4 pulgadas con una resolución 800×480, un procesador Exynos de 1 Ghz, 512 MB de memoria RAM, 8 o 16 GB de almacenamiento y Android 2.1 Eclair. Las cámaras en su momento eran muy destacables también, siendo la parte posterior de 5 MP y la frontal VGA.

Te preguntarás el precio de este terminal, en marzo de 2010 cuándo fue lanzado al mercado era de 649 euros.

Samsung Galaxy S2

El sucesor del primer (y exitoso) Galaxy de la línea S presentaba un procesador Exynos mejorado, 1GB de memoria RAM, el doble de almacenamiento, cámaras mejoradas (de 8MP + 2MP) y una pantalla de 4.3′ con mejor luminosidad. El precio seguía manteniéndose.

Samsung Galaxy S3

Si decíamos que los anteriores Galaxy ‘S’ fueron exitosos es porque aún no habíamos mencionado al Galaxy S de tercera generación.

Para que se hagan una idea, este modelo vendió en 2015 (3 años después de ser lanzado) 70 millones de unidades.

Como novedad poseía un procesador cuádruple núcleo de 1.4 Ghz, una pantalla más grande de 4.8″ y una versión actualizada de Android. Además, claro está, de un diseño completamente nuevo con esquinas redondeadas.

Samsung Galaxy S4

El salto en hardware sería mayor para el cuarto Galaxy ‘S’ ya que crecía en tamaño de pantalla (4.8 pulgadas) y resolución (1080p).

Además, Samsung incorporaría un procesador de Qualcomm, más precisamente el Snapdragon 600 y duplicaría RAM y espacio de almacenamiento.

Los dos menos populares de la familia

Cada año Samsung al igual que otros fabricantes presentan sus nuevos modelos en el MWC, y en 2015 la compañía presentó la quinta generación de su línea Galaxy de gama alta.

Presentaba como principal novedad la resistencia al polvo y un lector de huellas en el botón home central, también mejoraba en especificaciones de hardware, pero vendió 12 millones de unidades, muy por debajo de lo que lograron modelos anteriores.

El S6 fue duramente criticado porque sin saber bien por qué motivo, el fabricante coreano decidió quitar características del modelo anterior como la resistencia al polvo o la ranura para tarjetas microSD.

Además, su batería empezaría a sufrir por tener una pantalla 2K y su rendimiento decepcionó a muchos.

De todas formas, la variante Edge no ha vendido mal y posee uno de los diseños más bonitos de Samsung hasta hoy.

El Rey de Reyes: Samsung Galaxy S7

Después de dos intentos sin tanto éxito Samsung logró dar en el blanco con su S7, un teléfono curvo pero construido con materiales premium, el regreso de la ranura microSD, mayor potencia y una sensacional cámara, la cual hasta el día de hoy sigue siendo notable.

El S7 vendió 55 millones de unidades hasta 2017 y ha sido considerado como uno de los mejores terminales que ha fabricado Samsung.

Llegamos a la época sin bordes, el S8 se presenta e impacta a todos

Llegamos además al fin del recorrido por la línea S, una línea de smartphones que ha vendido como nadie y ha tenido algunos altibajos pero que ha sabido levantarse por si sola.

El Galaxy S8 quizá sea el modelo más innovador en cuanto a diseño de Samsung, un móvil bonito, potente, compacto, pero que ha sufrido críticas por la posición del lector de huellas y su precio.

Un producto redondo, bien construido y que marcaría un antes y un después en Samsung en cuanto a diseño. Pero el gran problema de Samsung no es Apple, ni LG, ni OnePlus, es su línea ‘Note’.

La línea Note es la principal competencia de la línea ‘S’

No lo decimos por decirlo, hoy día mucha gente espera con más ansiedad los Samsung Galaxy Note que los ‘S’ ¿Por qué? Porque el S Pen es un añadido útil, porque suelen salir poco tiempo después de los ‘S’ y con características mejoradas costando casi lo mismo, además que los teléfonos grandes suelen gustar más.

No estamos diciendo que Samsung debe retirar los ‘S’ pero quizá podrían distanciar un poco las fechas de lanzamiento de ambos para que no estén tan cerca y terminen compitiendo.

El S9 viene a continuar el legado, luego llegará el X y los Galaxy plegables

Del Samsung Galaxy S9 te hemos hablado aquí en este artículo, estamos a días de conocerlo ‘en persona’ y no por renders.

El supuesto Galaxy X también conocido como el ‘móvil plegable’ no es más que un rumor, pero lleva tantos años entre nosotros que nos parece más factible de que en algún momento suceda.

El futuro de Samsung al igual que muchos fabricantes parece ser brillante, esperamos grandes cosas para este 2018 y los años que vendrán.

¿Quieres apostar? Nos gustaría que nos dejaras tu opinión sobre cómo ves el futuro de Samsung.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek.es

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...