privacidad en WhatsApp

Digamos que la privacidad en WhatsApp da mucho que hablar, es una de las aplicaciones más utilizadas de la historia no es nada que extrañe a nadie hoy en día. La aplicación perteneciente al ecosistema de Facebook es la más utilizada como medio de comunicación, por encima incluso de las propias llamadas telefónicas.

Como diría el tío Ben: «un gran poder conlleva una gran responsabilidad»; por lo que los responsables de WhatsApp se han esforzado mucho en proteger nuestra privacidad de los ojos de los curiosos implementando un cifrado de extremo a extremo en los mensajes, es decir: los mensajes son cifrados en el terminal de la persona que envía el mensaje y se descifran en el terminal de la persona que recibe dicho mensaje. Aunque los mensajes pasen por los servidores de la empresa, nadie puede leerlos salvo el destinatario.

Esta medida parece que es del agrado de todos… bueno de todos salvo de las autoridades estatales y europeas.

Los gobiernos quieren poder leer tus conversaciones

Puede que dicho así suene algo fuerte, pero es como se podría resumir la nueva normativa que se esta estudiando en la Comisión Europea. La cámara alta de Europa esta negociando la tramitación de una ley que obligue WhatsApp a proporcionar una «llave maestra» que permita poder leer los miles de millones de mensajes que circulan por los servidores cada día.

De momento WhatsApp no se ha pronunciado, pero es de esperar que se niegue a dar dicho código sin plantar cara, pudiendo originar una batalla que acabe en los tribunales.

La seguridad como excusa, la privacidad en WhatsApp lo necesario

privacidad en WhatsApp

Los parlamentarios europeos que abogan por que WhatsApp ceda dicho código, se refugian en la amenaza del terrorismo que desgraciadamente pesa sobre Europa en los últimos años. Es verdad que el espiar las conversaciones de personas relacionadas presuntamente con grupos de dudosa legalidad podría prevenir actos totalmente deplorables e incluso se podría garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Pero, si se abre esta puerta, ¿donde esta el límite? El miedo no puede ser la excusa para poner en riesgo los derechos fundamentales de las personas.

De momento tendremos que esperar unos meses, ya que la propuesta de ley no vera la luz hasta el mes de Junio.

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...