Windows 10 fluent design

Pasaron 6 meses desde la última actualización de Windows 10, la ya conocida “April 2018 Update”, Microsoft en esta ocasión apuesta por agregar nuevas funciones y (intentar) corregir otras.

Aquí tenéis una detallada review que además os contará de los problemas detectados en dicha nueva versión del sistema operativo de Microsoft.

Las novedades de Windows 10 October 2018 Update

Escritorio de Windows 10.
Escritorio de Windows 10.

Al primer inicio nos encontramos con un aspecto ya familiar aunque con un toque del famoso Fluent Design el cual también es conocido como apariencia acrílica.

Los cambios a simple vista radican en que ahora tendremos Edge en el escritorio y poco más, lo verdaderamente importante es que internamente contamos con varias novedades, las cuales pueden consultar aquí.

Una de las más destacadas es “Línea de tiempo” una característica que permite de un vistazo ver lo que hemos realizado en nuestro equipo en el último mes, todo ordenado justamente como una línea de tiempo, una característica útil, aunque pensé que la utilizaría con mayor frecuencia.

Otra característica mayor es el “Portapapeles” el cual ahora se integra en la nube y permite guardar las capturas para un uso posterior. Bastante útil, la verdad.

Hay otras novedades como ser:

  • Asistente de concentración: Permite bloquear toda clase de notificaciones en nuestro equipo para que estas no nos molesten.
  • Recorte de pantalla: Llega para sustituir a “Recortes” y tiene un funcionamiento similar, aunque modernizado.
  • Tu teléfono: Una función que puede ser útil en un futuro, en dónde podremos continuar nuestro trabajo en cualquier dispositivo. El problema es que al menos en Android nos hace descargar el launcher de Microsoft.
  • Microsoft Edge: El navegador por defecto en Windows 10 agrega nuevas funciones, un menú simplificado y mejoras en la seguridad. Vamos, nada que no tengan otros.
  • Por supuesto que hay muchas más novedades menores como el soporte HDR o el de Realidad Mixta, además de la inclusión de elementos del antiguo “Panel de control”.

Ahora vamos a lo importante…

Rendimiento

Debéis tener en cuenta que en mi equipo he tomado la decisión de instalar de cero esta actualización, formateando y creando un pendrive booteable.

El rendimiento es bueno, hay algunas cosas que no nos terminan de cerrar, una de ellas es que OneDrive sigue siendo igual de tosco que antes.

La otra es que hay caídas en el rendimiento con ciertas aplicaciones, las UWP (Universal Windows Platform) funcionan de manera inconsistente, por ejemplo, la “Tienda” muchas veces se abre y muestra solamente el fondo acrílico y ninguna opción, algo similar sucede con la app de vídeo, son cosas que para un lanzamiento final deberían estar más que corregidas.

En términos generales se nota un rendimiento correcto, esperemos que los inconvenientes que se nos presentaron queden corregidos a futuro.

En el uso de CPU, Windows 10 sigue siendo lo mismo, consume con OneDrive, con las notificaciones y con las descargas de Windows Update, nada ha cambiado.

Ahora, si no queremos utilizar ninguna de estas funciones, Windows 10 es un sistema que funciona muy bien, ahora, si poseéis un disco rígido tradicional no os recomendamos que instales este sistema operativo.

Problemas conocidos y nuestra experiencia

Más allá de todo lo mencionado y de público conocimiento no hemos experimentado un borrado de archivos con esta compilación tal cual os indicamos en esta nota.

Lo que sí os podemos confirmar es que Microsoft está por lanzar una corrección a la brevedad, la misma ya está disponible en el canal Insider.

Por ejemplo, hace pocas horas Microsoft ha lanzado una actualización que corrige algunos problemas reportados por los usuarios como ser el grave problema del “Administrador de tareas” que informaba mal acerca de los procesos del sistema o el de incompatibilidad con algunas tarjetas de sonido.

Otros errores detectados por los usuarios

Según recoge el sitio Windows Central esta actualización de octubre presenta varios problemas, los mismos van desde pantallas verdes (GSOD) sin motivo aparente, problemas con drivers antiguos, apps UWP sin conexión a Internet y hasta inconsistencias en la interfaz con el modo oscuro (especialmente en el “Explorador de archivos”).

Lo que os queda claro es que Microsoft tiene mucho aún por corregir o al menos los Insiders por testear.

La conclusión final es…

Si tienes Windows 10 y quieres actualizar ten en cuenta que aún Microsoft no ha desplegado la actualización de manera pública debido al ya comentado fallo con el borrado de archivos, te aconsejamos que te quedes en “April Creators Update”.

Galería de imágenes

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram Club Tech.

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...