Review Samsung Gear 360

Hace un año, mas o menos, vivimos un boom de las cámaras de 360º. Todas las compañías querían una en su catálogo. Hoy en día esa gran burbuja se ha desinflado y ya solo quedan unas pocas opciones en el mercado. Hoy os traemos la versión del 2017 de la Samsung Gear 360. Vamos a ver sus características y sus posibilidades.

Lo primero de todo: vamos a repasar un poco sus características para ver qué podemos esperar de esta particular cámara.

Especificaciones

  • Sensor de imagen: Dos sensores CMOS de 8.4 MP cada uno con apertura f/2.2
  • Micrófonos: dos
  • Wi-Fi: 802.11 a/b/g/n/ac 2.4+5GHz
  • USB Tipo C
  • Bluetooth v4.1
  • Almacenamiento: Tarjeta MicroSD de hasta 256 Gb
  • Dimensiones (AlxAnxProf) 100.6 x 46.3 x 45.1 mm
  • Peso: 130g
  • Batería: 1160 mAh

Diseño

El diseño de este tipo de cámaras está condicionado por la disposición que tienen que tener los dos (o más) sensores que forman el conjunto. La mayoría de fabricantes optan por un diseño cúbico con una cámara en lados opuestos del cubo. Samsung ha optado por otro diseño, que a la larga me ha parecido acertado. Las cámara está formada por una esfera, donde se encuentran los dos sensores, y debajo de esta esfera tenemos un «tronco» en forma de cono que usaremos para sujetar la cámara. Al principio, el diseño sorprende, pero tener ese agarre ayuda mucho a la hora de grabar vídeos, sobre todo si estos son largos, ya que, aunque la cámara no pesa mucho, a la larga se nos hace incómodo el llevarla.

Review Samsung Gear 360

La cámara está realizada en plástico, pero el conjunto está bien ensamblado y da una buena sensación de dureza, a la par de que este material hace que la cámara no se nos resbale con facilidad. En la parte inferior encontramos un agujero de tornillo estándar para poder instalar esta cámara en algún trípode o algún tipo de accesorio de cámara de acción. Además, el diseño en forma de cono del mango, nos permite dejar la cámara en casi cualquier superficie.

Review Samsung Gear 360

En la parte esférica de la Gear 360, encontramos dos botones, el de encendido y apagado, que además hará las funciones de atrás. El otro botón nos permite conectar el bluetooth y sincronizar la cámara, además de funcionar como la tecla de menú. También podremos encontrar los dos micrófonos y dos indicadores LED que nos van a indicar en cada momento qué sensor está siendo utilizado. En la parte del cono encontramos una pequeña pantalla y el botón de grabar o de entrada en los menús correspondientes. Además, en esta parte de la cámara contaremos con una bandeja para una tarjeta microSD de hasta 256 Gb y un puerto USB tipo C tanto para cargar la cámara como para poder transferir los archivos creados con ella. En el otro lado del cono, encontramos una pequeña arandela insertada en el cuerpo de la cámara, para poder pasar por ahí un cinta y así poder llevar la cámara en la muñeca o colgada del cuello.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Primero pasos con la cámara

Cuando vi la pantalla dudaba si sería posible manejarla sin depender del móvil. La verdad es que engaña mucho ya que podremos operar con ella en todo momento con la poca información que nos ofrece esta pantalla. En esta, nada más encender la cámara, nos ofrece la información de cuánta batería nos queda y del tiempo de grabación restante o de las fotos que podemos hacer, así como del modo de la cámara, que puede ser vídeo, foto, Time Lapse, video-looping o Paisaje HDR, así como poder entrar a los ajustes de la cámara. Toda esta información aparece en inglés, pero se entiende perfectamente. A través de los botones que os hemos comentado, podemos navegar por todas las opciones y ajustar la cámara al tipo de grabación que queremos realizar. Si queremos visualizar el contenido de la tarjeta vamos a necesitar enlazar la cámara a un teléfono o un portátil.

Conexiones más que suficientes

Aunque la cámara cuenta con conexión WiFi, la conexión principal se hará siempre por Bluetooth. La aplicación Gear 360 está disponible en la Play Store, pero solo para teléfonos móviles Samsung. He intentado instalar esta aplicación descargando el archivo APK, pero al intentar ejecutarla en otros teléfonos (los dos que he probado eran de la marca Xiaomi) no me ha funcionado. En los teléfonos Samsung no da ningún problema.

El emparejamiento es sumamente sencillo. Encendemos la cámara y dejamos pulsado el botón del Bluetooth de esta hasta que la luz parpadee. El teléfono lo detectará en segundos y sin ningún esfuerzo estaremos conectados a ella. Además, la aplicación nos guiará por todo este proceso de forma clara y sin confusión.

Una aplicación destacable

La aplicación que Samsung ha diseñado para la Gear 360 es muy destacable. Desde ella podremos modificar todos los ajustes de la cámara, al igual que hacíamos desde el menú de esta pero de forma más clara y fácil. Además podremos ver en vivo lo que la cámara está viendo, navegar por toda la imagen de la cámara en 360º, comprobar si tenemos los dos sensores activados, e iniciar y parar la grabación. Todo esto desde unos menús claros e intuitivos. Además, desde esta aplicación podremos ver los resultados que hayamos obtenido de nuestras grabaciones, pero ya entraremos un poco más adelante en esto.

Grabación en vídeo con la Gear 360

La Gear 360 nos permite grabar tanto con las dos cámaras a la vez, como con una u otra de forma individual. Con las cámaras de forma individual se puede grabar hasta resolución FullHD a 60 fps. El resultado no se puede equiparar a una cámara de acción ya que me da la sensación que la nitidez y definición no son tan buenas como la de estas cámaras. El resultado no es malo, pero se percibe que la cámara no está pensada para esto.

Donde verdaderamente vemos la razón de ser de esta cámara es en la grabación en 360º. La resolución máxima que nos permite la Gear 360 es de 4096×2048 a 24 fps, lo que vendría a equivaler a una resolución 4K. Así visto suena muy bien pero tenemos que pensar en que esta resolución es de todo el vídeo, de los 360º. Por lo tanto no vamos a encontrar una calidad similar a la que nos daría una cámara de acción 4K. No nos llamemos a engaño.

Resolución lente dual Samsung Gear 360

También destaca la posibilidad de grabar el vídeo a 2560×1280 a 60 fps o a 30 fps. Con esta resolución he grabado casi todos los vídeos. La verdad es que la diferencia real entre estas resoluciones es bastante complicado apreciarla. La resolución de 4K nos servirá, sobre todo, si queremos hacer zoom sobre alguna parte del vídeo, donde esa mayor cantidad de píxeles nos permitirá una imagen más definida. Si queremos mayor fluidez en el vídeo nos decantaremos por grabar a 60 fps. La opción de captura más equilibrada en cuanto a peso, resolución y velocidad será sin duda la de 30 fps.

En cuanto a la estabilización del vídeo, pues la verdad que teniendo en cuenta que estamos haciendo vídeos en 360 y que nos podemos mover libremente en estos, la estabilización o no de vídeo, no llama la atención.

En todos los casos, la Gear 360 se comporta mucho mejor con buenas condiciones de luz que cuando estas escasean, sobre todo por su apertura de f/2.2 Por la noche las imágenes salen demasiado oscuras y con mucho ruido.

Fotografías

Con las fotos pasa algo parecido que con los vídeos, podemos optar por sacar instantáneas con uno o los dos sensores a la vez para formar imágenes 360º. En el caso de las fotografías, si las hacemos con un solo sensor, tendremos una modesta resolución de 3 megapíxeles, mientras que las fotos en formato 360º tendrán una resolución de 15 megapíxeles. Esto está fijo y no lo podremos cambiar.

Como podremos comprender, las fotos con uno solo de los sensores no nos darán una gran definición y tendremos muchísimo ruido, además de que notaremos claramente la curvatura del ojo de pez de las lentes. Tal y como comentamos en los vídeos, esta cámara no está pensado para eso. Cuando sacamos fotos en 360 y navegamos por ella, girando el punto de vista, nos damos cuenta de que este es el único formato que tiene sentido.

Fotografias 360 Samsung Gear 360

Tanto en los videos como en las fotos, la cámara nos permite activar un modo HDR que mejora algo las imágenes, no hace milagros pero en algunos casos puede ayudar. En la mayoría la diferencia es tan poca que no la podremos apreciar.

La fotos captadas por la noche son prácticamente inservibles debido a la poca apertura de las lentes y a la escasa resolución de la cámara. Os dejo una imagen como muestra

Fotografia Nocturna Samsung Gear 360
SAMSUNG

Es hora de ver nuestros resultados

Además de servir para grabar, la aplicación de Samsung nos va a permitir poder ver los video o fotos que tenemos almacenados en la Gear 360 y poder movernos por ellos.

Tanto en unos como en otros, y si son de 360º podremos movernos libremente alrededor de estos utilizando nuestro dedo sobre la pantalla o activando el modo de movimiento hacerlo con el móvil. En ambos casos es una experiencia interesante. Además, lo vídeos se pueden pausar y aun pudiendo continuar navegando alrededor de ellos, por lo que no nos perderemos ningún detalle.

En cuanto al audio, al disponer de dos micrófonos, grabaremos el sonido en estéreo, variando la dirección de donde viene este según vayamos girando el vídeo, para hacer la experiencia más inmersiva. Por supuesto que tendremos que utilizar unos auriculares para poder disfrutar de este efecto.

Galería Samsung Gear 360

La cosa cambia cuando queremos utilizar los vídeos fuera de la plataforma de Samsung. Lo primero de todo es que no podemos sacar los vídeos directamente de la cámara ya que de esa manera, no funcionaran. Debemos exportarlos desde la cámara al teléfono, haciendo este proceso desde la aplicación. Los vídeos serán entonces convertidos y pasarán a la memoria del teléfono. Una vez allí los podremos subir a Youtube para poder ser visionados. El problema que he visto es que al realizar este proceso, la calidad de los vídeos baja drásticamente. De tener un vídeo a FullHD pasamos a un vídeo a una resolución de 720p. Es de entender que esta transformación se realiza para poder ver los vídeos con unas gafas de RV. La cosa mejora si hemos grabado el vídeo a 4K ya que, tras todo el proceso, el visionado en Youtube se hace a FullHD y por tanto la calidad mejora ostensiblemente.

Exportación Samsung Gear 360

Os dejo aquí el enlace a la lista de reproducción que he creado para poder ver los vídeos en Youtube.

Conclusiones

Esta ha sido la primera vez que he utilizado una cámara de 360º y la verdad es que me ha parecido curiosa, pero, por lo menos para mi, de un uso extremadamente limitado. Me han gustado las posibilidades de utilizar los vídeos o las fotos 360º a la hora de captar lugares, por ejemplo una catedral o una plaza. Lugares estáticos más que hacer vídeos en movimiento. Es una buena herramienta para poder inmortalizar todas esas visitas que hacemos durante nuestros viajes. Pero poco más. Obtenemos una muy buena calidad si vemos los vídeos en el móvil directamente, pero los resultados a exportar los vídeos a Youtube son bastante decepcionantes. Como cámara tradicional no llega su calidad a las cámaras de acción mas sencillas. Otro de sus mayores inconveniente, el precio. En la página oficial de Samsung la encontramos por unos 250€, una gran desembolso si no le vamos a sacar partido.

Por último, agradecer a Samsung España la cesión de la Gear 360 para su análisis.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek.es

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...