Ahora que habías reunido lo suficiente para comprarte un teléfono con «Dual Edge Display» (pantalla curvada), va Samsung y anuncia que tiene una nueva tecnología rompedora que cambiará completamente las pantallas de hoy en día, pantallas flexibles, la evolución del dual edge display.

Samsung se ha destacado siempre por tener las mejores pantallas, de hecho es de las compañías que más invierte en I+D (investigación y desarrollo) en su división de pantallas, cualquiera que ha probado una pantalla Oled y sin ver la marca del dispositivo dice: «yo quiero una pantalla así» sus colores son vibrantes, los negros son profundos ya que los pixeles están apagados, ocupan menos espacios gracias a la ausencia de retroiluminación (a diferencia de los paneles IPS) y sobre todo son más eficientes con el consumo energético, y aunque samsung no es la única que produce estos paneles Oled, los paneles de Samsung son los mejores, tanto que el iPhone 8 utilizará por primera vez paneles Oled que serán fabricados por Samsung.

¿El Galaxy X con pantalla flexible está cerca?

En el SID que se ha llevado acabado en los Ángeles, consiste en una feria sobre tecnología donde Samsung ha presentado uno de los avances más importantes en cuanto a pantallas y futuribles móviles flexibles. Es de una pantalla flexible  que sin sufrir daños es capaz deformarse, e incluso estirar, ya habíamos visto algo similar por parte de Samsung y LG e incluso los LG G Flex hacían uso del eslogan de «móviles Flexibles» pero estas pantallas flexibles se pueden plegar hasta un cierto punto, este mismo tipo de pantalla es la que Samsung utiliza en los Galaxy Edge y S8, con esta nueva pantalla flexible Samsung va un paso mas haya, mejorando lo que ya tenía.

Lo que ha presentado Samsung es una pantalla de 9,1 pulgadas que se puede estirar desde el centro, dotándolo de propiedades cóncavas y convexas. Aunque se puede deformar, curvando y estirando, puede seguir mostrando la información con la misma calidad y brillo., esto es posible gracias a una aleación de plásticos, y nada de cristal, como en las pantallas actuales, aseguran que su pantalla flexible es capaz de estirarse hasta 12 milímetros sin perder resolución y sin sufrir daño alguno.

Samsung pantalla flexible
Samsung pantalla flexible

Aunque esta tecnología de pantalla necesita mejorar y aun no esta al nivel de lo que nos presentó Samsung en unos vídeos hace unos años atrás, de cómo se imaginaba los móviles en el futuro, resultan muy interesantes las aplicaciones de este tipo de pantallas. Aún no se sabe cuál será el primer producto que se lance oficialmente con esta nueva tecnología de pantalla flexible y cuándo llegarán estos productos, esperemos que sea el tan rumoreado Galaxy X y que este nuevo Galaxy sea lo que Samsung nos mostró en unos vídeos hace unos años, tener un móvil que se convierte en el tablet, por ejemplo, algo difícil de imaginar a día de hoy.

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...