Signal

Uno de los aspectos que sin duda esta generando más revuelo en los últimos tiempos es la privacidad. Hace poco de hecho saltaba la noticia de que la CIA contaba con herramientas para hackear Smart-Tv de Samsung, permitiendo el acceso total tanto a la cámara como al micrófono de las mismas, violando claramente los derechos de privacidad de los usuarios. A raíz de cantidad de escándalos similares que han ido surgiendo a lo largo de los últimos tiempos, el consumidor ha ido buscando cada vez más diversas alternativas a los poco seguros canales convencionales. A pesar de que parte estas principales aplicaciones han ido ofreciendo diversos métodos para asegurar dicha privacidad, estas no ofrecen la misma seguridad que otras propuestas como Signal.

Signal, la aplicación de mensajería recomendada por Snowden

Tal como hemos dicho previamente, la privacidad está en boga actualmente, y no es de extrañar que viendo esta oportunidad no haya quienes la aprovechen para hacer negocio. Signal es un claro ejemplo de esto. El principal valedor de esta aplicación es Edward Snowden, conocido por haber sido el responsable de la filtración del PRISM, un sistema de vigilancia de la NSA, que se encargaba de recopilar información de los usuarios de cientos de los principales sitios Web. Pero… ¿Y qué ofrece Signal en comparación con las otras alternativas?

La aplicación de mensajería ultrasegura se actualiza con llamadas y videollamadas

Aplicaciones como Whatsapp o Telegram ya ofrecen cifrado end-to-end al igual que Signal, pero esta alternativa va un paso más allá. Cobra especial importancia cuando hablamos de las funciones que se han añadido tras la última actualización (llamadas de voz y videollamadas). Además de estar cifradas de punto a punto como los mensajes de texto podemos encontrar una opción en ajustes a través de la que podemos activar el protocolo de conexión P2P (el mismo que emplean los diversos clientes de Torrent y que integraba el vetusto eMule), gracias al que las conexiones serán directamente entre el terminal emisor y el receptor, evitando así el paso de la información por servidores externos.

Además del tema de la privacidad, Signal representa una alternativa a los servicios más extendidos, dado que aboga por la sencillez tanto en el uso como en su interfaz. Desde aquí os animamos a probarla, aunque se plantea el mismo problema que con cualquier otra aplicación de mensajería, se necesita a los otros usuarios para poder comunicarse.

¿Os parece importante el tema del cifrado en vuestras aplicaciones de mensajería?

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...