Spotify, el servicio de música vía streaming se ha cansado de la gente que se aprovecha de los planes familiares para ahorrar dinero. Ha decidido hacerlo de una forma polémica, te contamos todo.

Spotify pedirá permiso de ubicación para saber donde vives

Todos sabemos que hay personas que aprovechan los planes familiares de los servicios de streaming. Netflix es uno de los casos donde muchos buscan ahorrar dinero. En este servicio pagas una cuota y tienes varios usuarios para usar en diferentes dispositivos. El truco que hacen muchos es quedarse en un grupo un usuario diferente y repartir así gastos.

Ahora Spotify quiere acabar con estos tipos de trucos para ahorrar dinero. Su respuesta es pedir permisos para acceder a la ubicación de cada usuario y ver dónde viven. Lo que busca el servicio de música es comprobar si vives en el mismo alojamiento del que paga el plan familiar.

Pierden gran cantidad de ingresos

El plan familiar de Spotify es uno de los más contratados por los usuarios ya que pueden disfrutar hasta 6 personas del servicio premium. El problema ha venido porque la mayoría de gente que usa este plan son grupos que reparten los 9,99€ del servicio estándar entre los 6 usuarios que acceden a él. Esto hace que Spotify pierda bastante dinero por un plan familiar, que hasta ahora, no se puede demostrar quien lo usa.

Spotify ha cambiado sus términos y condiciones, y ha incluido esta parte nueva:

Requisitos y verificación
A. Para poder optar a la Suscripción al Plan Familiar, el titular de la cuenta principal y los titulares de las cuentas subsidiarias deben ser miembros de la misma familia y residir en el mismo domicilio.
B. Tras la activación de una cuenta subsidiaria del Plan Familiar, el usuario tendrá que confirmar su domicilio.
C. Es posible que, de vez en cuando, se pida volver a confirmar el domicilio, con el fin de verificar que se siguen cumpliendo los requisitos para acceder al servicio.

Esto puede generar rechazo debido a que Spotify sabrá donde vivimos y podrá acceder a nuestra ubicación. Otro de los problemas es que no todas las familias viven juntas. Una persona puede pagar la suscripción y vivir en una casa diferente a la de sus padres, por ejemplo. Esta forma de comprobar si los usuarios cumplen el contrato necesita aún unos ajustes para ser más exactos, pero iremos viéndolo con el paso del tiempo cómo reacciona el público.

Fuente: Hipertextual

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...