Durante los últimos años, concretamente desde el año 2010 en España, si queríamos ver la televisión de manera convencional, no nos quedaba otra que recurrir a la TDT. La Televisión Digital Terrestre se convirtió en el estándar a la hora de visualizar contenidos mediante los procedimientos convencionales, en detrimento de la señal analógica. Esto, en su momento, fue toda una revolución, dado que el paso de la señal tradicional, al estándar DVB-T, aportó no solo una mayor estabilidad de la imagen, sino que coincidió con la aparición de los canales de televisión en alta definición. A pesar de que este estándar sigue muy vivo, con la renovación del mismo en el horizonte (DVB-T2), la Digital Video Broadcasting acaba de aprobar el estándar DVB-I, que pretende llevar las emisiones a internet.

Te puede interesar: Las mejores VPN Gratuitas

DVB-I, la TDT se adapta a los tiempos que corren

A pesar de que llevamos unos años en los que las diferentes compañías de Radio y Televisión están aumentando más y más sus emisiones mediante el uso de Internet, su público objetivo siguen siendo aquellos que visualizan el contenido en sus televisores, de manera convencional. Sin embargo, aunque esto último esta disminuyendo, en pos de otras alternativas, como el vídeo on demand, están empezando a surgir propuestas como LOVEStv, una colaboración entre RTVE, Atresmedia y Mediaset, para ofrecer funcionalidades extra (como ver el programa desde el principio una vez iniciado) en SmartTVs, empleando las posibilidades de estas.

Plataforma de Lovestv

A nivel tecnológico, este tipo de propuestas emplean un tipo de tecnología que se denomina HbbTV, lo que se traduce en un uso híbrido de las conexiones a las que puede acceder la televisión. Es decir, el funcionamiento básico sigue siendo el de la TDT tradicional, mediante el uso de antenas, pero se benefician de las conexiones a Internet de las SmartTV para acceder a todo este tipo de contenido adicional. En teoría es un sistema bastante sólido y robusto, pero dependiendo de dos tipos de señal diferente, podríamos llegar a encontrarnos con algunos cuelgues no deseados del servicio.

Funcionalidades Lovestv

Otro de los principales inconvenientes de este sistema, es que sigue necesitando conexión de antena tradicional para poder reproducir el contenido e directo, empleando únicamente la conexión de red para los servicios adicionales. Esto, por ejemplo, hace imposible la implementación de este tipo de servicios en dispositivos como ordenadores o smartphones sin que estos tengan que emplear un dispositivo externo para sintonizar la señal (como se ha ido haciendo durante muchos años con curiosos pero poco prácticos sintonizadores portátiles). Precisamente, es donde la DVB ha hecho más énfasis con este nuevo estándar.

El 5G, el mejor aliado para esta nueva TDT

Resultado de imagen de HBBTV

El nuevo estándar, DVB-I, recoge que la emisión pasaría a realizarse mediante un soporte de red diferente a la antena tradicional, concretamente Internet. Pasaríamos de sistemas híbridos como HbbTV, a un sistema enfocado totalmente ante la conexión de red. Para ello, se emplearían las capacidades de red de las cada vez más frecuentes SmartTv, evitando así tener que adquirir nuevos equipos o sintonizadores especiales, siendo suficiente con una actualización del sistema operativo por parte del fabricante.

Resultado de imagen de SMART TV

Pero el surgimiento de este nuevo estándar, del que no conocemos sus aspectos técnicos en su totalidad, no solo va a ir orientado a la televisión tradicional. La DVB ha hecho bastante hincapié en que quiere llevar la TDT a cualquier dispositivo que cuente con acceso a internet, sin necesidad de un equipo especial para poder decodificar la señal, solo con un software de reproducción (que será de código abierto). Esto hace que, en un futuro, podamos reproducir cualquier contenido audiovisual en abierto mediante cualquier aparato que cuente con conexión a internet. A pesar de que esto puede hacerse (de aquella manera) en la actualidad, seguimos dependiendo de plataformas cerradas de cada uno de los grupos audiovisuales.

Resultado de imagen de 5g TV

Uno de los principales valedores tecnológicos de esta nueva TDT sería el 5G. Este nuevo tipo de red nos proporcionaría un soporto mediante el que poder enviar contenido sin compresión, garantizando una mayor calidad y estabilidad de imagen. Además, si la señal de la TDT migra progresivamente hacia el 5G, se irán liberando frecuencias, en las que este podrá operar, contando con una red más amplia y estable, de la que el DVB-I se beneficiará.

Funciones extra del DVB-IT

Resultado de imagen de DVB I

Tal como hemos ido comentando a lo largo de este artículo, este nuevo estándar no solo traerá un cambio en la emisión de los contenidos, sino que proporcionará una base para que las diferentes plataformas de difusión puedan añadir funciones y servicios extra.

Resultado de imagen de EPG

Por ejemplo, se podría implementar un servicio de reproducción on-demand, así como aportar información extra a las emisiones en directo o la posibilidad de reproducir programas desde donde lo dejamos en otro dispositivo. Sí, son funciones que, en su mayoría, están presentes en plataformas de pago actuales, pero estamos hablando de su incorporación a las plataformas de difusión en abierto actuales, habilitando estas funciones a todo el mundo con un dispositivo compatible.

Resultado de imagen de video on demand

Sin embargo, en la actualidad esto no son más que suposiciones fundamentadas en las declaraciones de la DVB, así que tendremos que esperar hasta la DVB World 2020 del 9 de marzo en Valencia, en la que se nos dará más información acerca de este nuevo estándar y sus posibles escenarios de aplicación. Desde ClubTech os mantendremos informados al respecto.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...