Tidal

En el mercado del streaming estamos asistiendo a toda una guerra sin cuartel entre las diversas plataformas implicadas. En su momento, contábamos con un número muy reducido de plataformas, con un catálogo limitado y con una funcionalidad no demasiado amigable de cara al usuario. Sin ninguna duda, la plataforma que más destacaba dentro de este tipo de servicios era Spotify, que contaba con una comunidad de usuarios bastante activa, en gran parte logrado por su modalidad gratuita. El tiempo fue pasando y las diferentes compañías fueron viendo que había mercado en este sector. Por tanto, asistimos al nacimiento de toda una serie de plataformas, entre ellas la que nos ocupa hoy, Tidal.

Resultado de imagen de tidal

La pregunta es, ¿Qué nos ofrece Tidal que no haga otra plataforma similar? Para responderla, he estado probando durante más de un mes este servicio, así como comparando con sus dos principales rivales, como son YT Music y Spotify.

Te puede interesar: Las mejores VPN Gratuitas

Un poco de historia sobre Tidal

Como hemos dicho previamente, Tidal es una compañía de lanzamiento posterior a otras como Spotify. Siguiendo la estela de esta, la compañía sueca Aspiro decidió lanzar en 2014 un servicio de música en streaming, bajo el nombre de TIDALHIFI. Tal como su propio nombre indica, el atractivo principal de esta plataforma radicaba en la calidad de audio, siendo superior (en teoría) que la que ofrecían sus más inmediatos competidores, que tendían a comprimir (a veces en exceso) el contenido para garantizar la estabilidad del servicio y que este no se viese interrumpido.

Resultado de imagen de Tidal

La compañía fue muy bien recibida por la prensa especializada y por los usuarios, que apreciaron enormemente este factor diferencial, llegando a una base de usuarios bastante elevada. En estos primeros compases, el catálogo de Tidal no era demasiado extenso, siendo uno de los puntos críticos que se le achacaban al servicio. Poco a poco fueron llegando acuerdos con las diferentes discográficas y los distintos grupos y artistas, poblando más y más el catálogo de Tidal, llegando a tener exclusividades como la presencia de artistas como Jay-Z, aunque en este caso fuese por la adquisición de la compañía por parte de este.

Resultado de imagen de tidal jay z

En la actualidad, Tidal asegura que su catálogo cuenta con la friolera cifra de más de 59 millones de canciones y más de 250.000 vídeos musicales. A nivel de suscripción, contamos con dos planes «estándar» a nivel individual, partiendo el Premium de 9,99$, pudiendo llegar hasta los 19,99$ si optamos por el plan Hi-Fi, que es el que nos proporcionará el streaming de mayor calidad. Además de esto, contamos con otro tipo de suscripciones «particulares» en las que el precio varía, que podéis consultar en este enlace. Habiendo hecho un poco de recorrido por la historia y actualidad de Tidal, pasaré a desgranar mi experiencia con el servicio, durante el tiempo que he podido probar el plan Hi-Fi y el plan Premium.

Número de canciones en Tidal con respecto a otras plataformas

El primer punto de comparación con el que podemos diferenciar a Tidal con respecto a otras plataformas es el número de canciones. Tal como os hemos comentado previamente, el servicio cuenta con una cifra superior a los 59 millones de las mismas, lo que la coloca en muy buena posición con respecto a otras como Spotify, Youtube Music o Apple Music. En este mismo orden, cuentan con 30, 50 y 50 millones de canciones respectivamente, cifras que se encuentran por debajo de lo que Tidal ofrece. A nivel comparativo de vídeos musicales, vemos como en este aspecto Youtube Music se encontraría por encima, dado que Tidal ofrece 250.000 pero la solución de Google puede acceder a cualquier videoclip que se encuentre alojado en Youtube, lo que eleva la cifra de manera exponencial.

Resultado de imagen de Spotify vs Tidal

A nivel de variedad musical, Tidal se encuentra dotado de una amplia selección. He podido reproducir la enorme mayoría de mi biblioteca, con la que contaba en otras plataformas, sin ningún tipo de problema. Sólo he tenido alguna canción puntual que no he podido reproducir, debido a acuerdos de exclusividad con Spotify (canción perteneciente a una serie de Netflix, no demasiado conocida), por ejemplo. Sin embargo, puedo decir que he contado con el 99% de la música que habitualmente escucho, incluso alguna más que echaba en falta en Spotify o Youtube Music. La selección musical abarca desde grupos conocidos mundialmente como ACDC, Muse o Nirvana entre otros hasta menos conocidos en el panorama internacional como Ladilla Rusa o Sons of Aguirre. Por tanto, mi experiencia en este apartado ha sido totalmente positiva.

Calidad de audio Alta vs HiFi

Estamos ante el punto más característico de esta plataforma. Al contar con dos modelos de suscripción, la modalidad Premium y la modalidad HiFi, el acceso a los diferentes baremos de calidad se ve dividido. Si optamos por la primera opción, que tiene un precio base de 9,99€ (de manera normal, fuera de plan estudiante o familiar), tendremos acceso a las calidades Normal y Alta, mientras que si optamos por la modalidad HiFi también tendremos acceso a las calidades HiFi y Master, encareciendo el servicio hasta los 19,99€. Esta última calidad no está disponible en todas las canciones, pero supone un peldaño más con respecto a HiFi.

Resultado de imagen de Tidal HIFI

La pregunta que nos surge aquí es sencilla, ¿Merece la pena o se aprecia el salto de calidad?. La respuesta es Sí, pero con matices. De manera normal, si contamos con un equipo de reproducción normal, compuesto por un ordenador o un teléfono movil y unos cascos o altavoces normalitos, apenas notaremos el incremento en la calidad en Master y HiFi con respecto a la calidad Alta (que algo se nota, pero no es tremendamente radical el cambio).

Por tanto, antes de considerar tan siquiera un plan u otro, deberemos de tener en cuenta el equipo de reproducción del que disponemos, dado que este puede llegar a generar un cuello de botella importante en la calidad de reproducción. Lógicamente, si sois audiofilos y contáis con equipo de reproducción de alta calidad (auriculares o altavoces), notaréis el cambio, pero para el resto de usuarios puede ser más que suficiente el plan Premium. De todas formas, contando Tidal con un periodo de prueba gratuito, lo que recomiendo emplear para analizar por uno mismo la calidad de la reproducción en nuestro dispositivo.

Interfaz de usuario y experiencia de uso

Resultado de imagen de Tidal android app

A nivel de experiencia de uso, Tidal me ha sorprendido muy gratamente. Destacar que podemos acceder al servicio desde nuestro navegador Web en Windows, MacOS y Linux, así como contamos con aplicaciones de escritorio para los dos primeros sistemas operativos. Además de esto, podemos descargar la aplicación en nuestros dispositivos Android e iOS de manera totalmente gratuita. Para la prueba me he centrado en tres versiones: Web, Windows y Android.

Resultado de imagen de Tidal APPS

Lo primero que nos llama la atención es lo limpio de su interfaz, que no cuenta con demasiados adornos y va al grano de lo importante de la reproducción. Nos ofrece diferentes fuentes de contenido recomendado, así como acceso a nuestra música favorita. Una vez hemos accedido a reproducir una canción, podemos acceder a diversos datos de la misma desde la ventana de reproducción, así como ir directamente a la página del artista o del álbum que estemos escuchando, así como cambiar de manera rápida la calidad de reproducción. En líneas generales, la experiencia tanto en la versión de escritorio como la versión web es más que satisfactoria, siendo intuitiva y, sobre todo, no molestando al usuario, que es de lo que se trata al fin y al cabo.

Por parte de la experiencia de usuario, Tidal ha llegado a un acuerdo con Tune My Music y Soundiiz, dos plataformas que nos permitirán exportar nuestras listas de reproducción desde otros servicios de streaming, sin tener que pasar por el amargo trago que supone añadir cada canción de manera individual. Esto es un punto añadido de cara a migrar desde Spotify o Youtube Music, dado que nos facilita enormemente el trabajo.

Conclusiones finales sobre Tidal

Durante este tiempos que he podido probar el servicio, lo que más ha resonado por mi cabeza era lo cómodo que me encontraba usándolo, de manera similar a lo que me ocurre con Youtube Music y Spotify. Estamos ante un servicio que hace gala de dos cosas fundamentalmente, su enorme catálogo y la calidad de audio, cosas que cumple sobradamente.

Resultado de imagen de Tidal

A nivel personal, no me queda otra que recomendar Tidal, por la buena experiencia de usuario y el catálogo que ofrece. A nivel de precio, estamos en la horquilla de precio de los otros servicios (9,99€ para el plan Premium, plan estudiante y familiar aparte), por lo que de vosotros dependerá escoger el plan Premium o el HiFi, aunque os recomendo encarecidamente utilizar el periodo de prueba gratuito para deliberar entre uno u otro, en función de vuestras necesidades y el equipo de reproducción con el que contéis. Por tanto, Tidal se ha puesto a la altura del resto de competidores en la gran mayoría de aspectos, incluso superándolos en otros, siendo una recomendación inmediata si buscáis un servicio de música en streaming.

Conoce las novedades del mundo de la tecnología, únete a Club Tech en Twitter Facebook Telegram

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...