Sede Unilever

Unilever pone en sobre aviso a las plataformas digitales. Unilever es una empresa multinacional creada en 1930 como resultado de la fusión de Margarine Unie, compañía de margarina, y Lever Brothers, fabricante inglés de jabones. En 2015, bajo el liderazgo de Paul Polman, la compañía cambió gradualmente su enfoque hacia las marcas de salud, belleza, hogar, higiene personal y alimentos con más de 400 marcas donde destacan Lipton, Knorr, Dove, Axe, Hellmann’s y Omo.

Vimos a finales de enero una propuesta realizada por WhastApp, aplicación propietaria del dueño de Facebook, contra las noticias falsas pero esto no será suficiente.

El ultimátum para Google y Facebook

Unilever destina anualmente al menos 2.450 millones de dólares a publicidad digital. Además, cabe recalcar que firmas como Google y Facebook condensan más del 60% del mercado publicitario online en Estados Unidos. Según Financial Times, Unilever gastó 7.700 millones de euros en marketing el año pasado, sólo por detrás de P&G, uno de sus principales rivales.

La segunda gran multinacional anunciante dio un ultimátum a las compañías Google y Facebook por la difusión irresponsable de noticias falsas y contenidos nocivos, amenazando con retirar su publicidad: “si crean división, fomentan el odio y no toman medidas para proteger a los más pequeños”.

“No podemos tener un entorno en el que nuestros consumidores no confían en lo que ven ‘online'”, apunta el ejecutivo de Unilever, “no podemos seguir apoyando unos medios digitales que exhiben un 25% de nuestra publicidad a nuestros clientes y cuya transparencia deja que desear”, advierte.

No solo se preocupan por la publicidad engañosa, sino también por los niños más pequeños: “Unilever no invertirá en plataformas o entornos que no hagan lo suficiente para proteger a nuestros hijos o que creen división en la sociedad y promuevan la rabia o el odio”, declaraciones emitidas por la multinacional el lunes en la conferencia anual del Interactive Advertising Bureau.

Keith Weed, jefe de publicidad de Unilever, reclamó a las grandes empresas tecnológicas a controlar las noticias falsas para evitar perder la confianza. “A los consumidores les importan asuntos como las prácticas fraudulentas, las noticias falsas y la injerencia de Rusia en las elecciones. No les importa el valor que aportan a los anunciantes”, concluyó.

¿Hará reaccionar a las grandes empresas contra los bulos y combatir el odio?

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram ElCamioneroGeek.es

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...