vpn

A esta alturas de la película, la obsesión por la privacidad no nos pilla a ninguno por sorpresa. Y es que aunque es algo que desde siempre habría de habernos importado, es en los últimos tiempos cuando más atención ponemos en estos menesteres. Es por ello que una de las mejores herramientas que existen para procurarnos el mayor anonimato posible, las VPN, resultan de más utilidad que nunca.

Para quien no lo sepa, una VPN (cuyas siglas vienen de Virtual Private Network) no es más que una red privada virtual que permite, en resumidas cuentas, una conexión segura entre dos o más dispositivos.

Son muchas las utilidades de las VPN

Entra otras cosas, lo que se consigue con su uso es ocultar la ubicación donde nos encontramos, lo cual resulta de mucha utilidad para, por ejemplo, acceder a ciertos portales web restringidos por territorio, así como para acceder a diferentes contenidos dentro del catálogo de las plataformas de contenido multimedia en streaming.

Además, y siendo en mi opinión uno de los mejores usos para esta tecnología, está el de acceder antes a las OTA que nos traen las actualizaciones de nuestros sistemas operativos. En el caso de OnePlus, por ejemplo, suelen ser desplegadas primero en Canadá, de modo que usando una VPN para emular que nos encontramos ahí, la actualización nos salta rápidamente.

Ordenador VPN

Pero en cualquier caso, probablemente, el usuario medio de Internet no necesitará las ventajas que supone navegar bajo una VPN. Sin embargo, existe una gran cantidad de usuarios que prefiere hace uso de ella en su día a día, y es ahí donde entra en juego la eterna cuestión: ¿VPN gratuita o VPN de pago? Porque aunque las primeras pueden resultar más atractivas a simple vista, son las segundas las que ofrecen una mayor tranquilidad con respecto a la visibilidad de nuestros datos en Internet.

Las de pago ofrecen, obviamente, una mayor privacidad

Por tanto, y en el caso de querer usar una de estas, bastará con echar un rápido vistazo a las muchas alternativas que encontramos por la red. Normalmente, cuentan con una suscripción mensual, y en la mayoría de los casos ofrecen planes con descuentos por períodos prolongados de uso.

De modo que, si queremos hacer un uso puntual de una VPN probablemente no merezca la pena adquirir una. Pero si necesitamos sus ventajas habitualmente, sería recomendable, y mucho, rascarse un poco el bolsillo y navegar con total anonimato y tranquilidad.

Si tienes Telegram y no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, únete a nuestro canal: Telegram Club Tech.

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...