Xiaomi parece estar a punto de presentarnos los primeros procesadores de fabricación propia. Estaríamos frente a dos versiones enfocadas al mercado de gama media y alta.

En un mundo cada vez más competitivo, los fabricantes de teléfonos móviles desean poder suplirse ellos mismos con cuantos más componentes mejor. Las principales marcas son ya capaces de construir sus propios procesadores como es el caso de Samsung con su Exynos y Huawei con los Kirin. No es la primera vez que se le adjudica a Xiaomi los planes de estar preparando procesadores de fabricación propia. Parece que esta vez no se va a quedar en un rumor y muy pronto podremos ver algún modelo de la marca usando sus propios SoC.

Las primeros rumores, de hace más de un año, hablaban de procesadores de la gama de entrada para sus modelos más básicos, los Redmi. Pero parece que las últimas informaciones apuntan a que los procesadores que serán presentados, y que actualmente responden al nombre clave de Pinecone, estarían más centrados en la gama media y sorprendentemente también a la gama alta.

Pinecone V670, objetivo: la gama media en procesadores de fabricación propia

pinecone v670

El primer modelo es el que por ahora conocemos como Pinecone V670. Se trataría de un procesador construido en 28 nanómetros, con dos clusters de cuatro núcleos Cortex-A53 y cuya velocidad de reloj se desconoce por el momento. La GPU que acompaña a este procesador sería la Mali-T860 de cuatro núcleos a 800Mhz. Esta configuración le pondría en competencia directa con los procesadores Helio P10 de Mediatek o con los Snapdragon 616 de Qualcomm.

Pinecone V970, rivalizando con el Snapdragon 835

El otro SoC que estaría desarrollando la compañía china tendría por nombre Pinecone V970 y estaría enfocado a los teléfonos de la gama más alta de la compañía, codeándose con los procesadores más premium de la competencia como son el Snapdragon 835, Exynos 9985 y MediaTek X30 y X35. Utiliza, al igual que estos, la tecnología de fabricación en 10 nanómetros. Formarán este procesador ocho núcleos dividido en dos cluster de cuatro. Uno primero con núcleos Cortex-A73 a 2,7 Ghz y un segundo, también de cuatro, con núcleos Cortex-A53 a 2GHz. La GPU que formará parte de este SoC es la Mali G71 a 800 Mhz. Esta GPU, una de las más potentes de ARM es la misma que equipara el Exynos 9985, el procesador dentro del futuro S8. La diferencia es que mientras que en el SoC de Samsung dispone de 18 núcleos, en el de Xiaomi tendrá solo 12 núcleos.

Las noticias nos indican que el primer procesador, el V670 sería presentado durante este primer trimestre, quizás equipando a una nueva versión del Redmi Note 4. Mientras el V970 podría ser presentado en el último trimestre del año, quizás equipando a la renovación del Mi Note prevista para ese mismo trimestre.

¿Que opináis vosotros? ¿Podrían ser estos procesadores de fabricación propia lo que necesita Xiaomi como revulsivo para aumentar sus ventas?

Fuente: Anzhuo

avatar
  Suscribete a las respuestas  
Notificar...